Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



sábado, 21 de junio de 2014

Equo ve escandalosa la dimisión de ‘ida y vuelta’ del juez Enrique López

López de Uralde denuncia que el Poder Judicial demuestra su corporativismo y recalca que si hubiera sido un particular su condena por conducir ebrio hubiera sido mayor.

Equo considera un “escándalo” que el magistrado Enrique López vuelva a la Audiencia Nacional sólo unos días después de haber dimitido del Tribunal Constitucional tras ser pillado después de saltarse un semáforo cuando conducía su moto sin casco y bebido.

Juan López de Uralde, coportavoz de Equo, valoraba muy negativamente, en declaraciones a ElBoletin.com, el hecho de que la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) haya avalado el reingreso a la Audiencia Nacional (AN) de Enrique López ya que “esto demuestra que el Poder Judicial es como si fuera un poder aparte de la realidad del país”.

El político de Equo entiende que Enrique López no debería volver a la Audiencia, aunque la medida sea legal, por una cuestión de “ejemplaridad” y se quejó de que lo que ha ocurrido con Enrique López “es lo mismo que pasa con los escándalos políticos: que se escudan en las legalidades para eludir sus responsabilidades” , insistiendo en que su reingreso a la AN pone de manifiesto que los jueces “actúan ajenos a la realidad, a lo que realmente ocurre” y subrayó que “así un país no puede funcionar”.

El portavoz de Equo aseguró también que el reingreso de Enrique López pone en evidencia el “corporativismo que existe en el Poder Judicial, donde se protegen unos a otros, salvo en casos puntuales como los de Baltasar Garzón y Elpidio José Silva”.

También fue muy crítico López de Uralde con el hecho de que el juez haya sido condenado a pagar una multa con 1.440 euros y la retirada del carné durante ocho meses, cuando el Fiscal pedía 2.160 euros de sanción y privarle del derecho a conducir un año y tres días. Y señala que en el caso de que el que esa misma infracción (saltarse un semáforo cuadruplicando la tasa de alcohol permitida) la hubiera cometido “un particular la condena hubiera sido mucho más grave”. (Información)

www.elboletin.com

No hay comentarios: