Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



miércoles, 25 de junio de 2014

Multan con quinientos euros a un ciclista por triplicar la tasa de alcoholemia y no llevar casco

La Guardia Civil de Tráfico le interceptó cuando trató de incorporarse a la A-92, pero en sentido contrario, en la zona de Los Vados (Granada)

Nunca antes habían multado a un ciclista por superar la tasa de alcoholemia en la provincia de Granada, pero siempre hay una primera vez para casi todo. Una pareja de la Guardia Civil de Tráfico se topó el pasado jueves con un hecho insólito: vieron cómo un ciclista trataba de incorporarse a la A-92 en la zona de Los Vados (Santa Fe), pero en sentido contrario. La pareja de agentes no daba crédito a lo visto, sobre todo, por el riesgo del ciclista de pedalear a contracorriente en una vía donde la velocidad mínima es de sesenta kilómetros por hora y la máxima justo el doble. Lo suficiente para morir por una colisión en la A-92. La presencia de los dos guardias sobre el puente de Los Vados salvó la vida a este ciclista.

Tras observar la escena, los agentes se dirigieron a la zona donde se encontraba el ciclista para interceptarlo. La sorpresa de los dos guardias fue comprobar el estado de embriaguez que presentaba este individuo y por ello decidieron someterlo a una prueba de alcoholemia.

Sopló la primera vez y pulverizó todas las expectativas: arrojó 0,88 miligramos de alcohol por metro cúbico de aire espirado. Lo permitido es 0,25. Superó el triple de la tasa impuesta por la Dirección General de Tráfico, pero por si la máquina hubiera fallado o durante el proceso se hubiera cometido algún tipo de error, el ciclista fue sometido a una segunda evaluación. Volvió a soplar por el alcoholímetro y en esta ocasión el resultado fue de 0,87 miligramos de alcohol por metro cúbico de aire espirado. De nuevo, y esta era la prueba definitiva que se manda al juzgado, el ciclista casi triplicó la tasa de alcohol permitida por el Código de Circulación.

Visto lo visto, los dos guardias de tráfico decidieron imponer una sanción administrativa de 500 euros por triplicar la tasa de alcoholemia. La Guardia Civil de Tráfico no había registrado, hasta el pasado jueves, ninguna sanción a un ciclista por conducir ebrio. Si el multado, un vecino de Santa Fe de 45 años, hubiera ido al mando de un automóvil esa sanción administrativa se hubiera convertido en un delito con pena de tres a seis meses de cárcel y retirada del carné de conducir.
Volvió a pie

Tras ser sancionado, este ciclista volvió por el área de servicio de la autovía a su punto de origen pero no montado en la bicicleta, porque el 'pedal' que llevaba lo desaconsejaba. Los agentes se mantuvieron ojo avizor para que no volviera a pedalear.

Los ciclistas deben respetar las normas de tráfico como cualquier otro conductor porque están sometidos a la Ley de Tráfico desde el momento en que circulan con un vehículo, en este caso sin motor, por una carretera. Solo una ciudad como Barcelona registra una media de 2.500 multas a ciclistas por año, lo cual supone siete por día.

Un ciclista puede ser multado, como en este caso, por conducir ebrio, por hablar por el móvil mientras pedalea, saltarse el semáforo, subirse a la acera para circular o saltarse un semáforo. Aunque los usuarios de la bicicleta disponen de otras normas de uso exclusivo para ellos, tales como el uso del casco, no superar los 45 kilómetros por horas de velocidad máxima, así como utilizar luces delanteras y traseras y reflectantes si se pedalea en horario nocturno.

En ocasiones surge la duda de si una sanción administrativa por cometer algún tipo de irregularidad mientras se circula en bicicleta puede detraer puntos del carné de conducir de coche. «No. No se puede. Los puntos solo se restan cuando la sanción se produce por alguna irregularidad cometida con un vehículos para el cual se requiere un permiso administrativo para conducirlo», comenta un experto de Tráfico, consultado por este periódico.

El vecino de Santa Fe sancionado con quinientos euros por pedalear ebrio, también circulaba sin casco, obligatorio cuando se rueda por vías interurbanas. Una infracción más que se suma a las anteriores.(Información)

www.ideal.es

No hay comentarios: