Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



lunes, 11 de agosto de 2014

Detenido un conductor de autobús ebrio tras la llamada de socorro de los viajeros

El conductor, que cubría la ruta entre Madrid y Viveiro, quintuplicaba la tasa de alcoholemia

La Policía Municipal de Madrid detuvo el pasado fin de semana a un conductor de autobús que comenzó a cubrir la ruta entre Madrid y Viveiro (Lugo) con síntomas de embriaguez, lo que hizo que los viajeros llamasen pidiendo ayuda a los agentes, que comprobaron que quintuplicaba la tasa de alcoholemia.

El suceso ocurrió la madrugada del sábado al domingo y el conductor arrojó en las pruebas una tasa de alcohol de 0,71 y 0,74 miligramos por litro de aire espirado, cuando el máximo permito para conductores profesionales es de 0,15, informa hoy el diario Abc y han confirmado fuentes municipales.

El autobús, en el que viajaban 47 personas, y el conductor son del grupo Arriva, aunque el trayecto Madrid-Viveiro es coparticipado por esa empresa e Intercar, ha precisado a Efe un portavoz de esta segunda empresa.

Poco antes de la medianoche del sábado al domingo varios viajeros que se disponían a subir en el autobús en la terminal 4 del aeropuerto de Barajas notaron un comportamiento extraño en el conductor.

Cuando arrancó y se dirigió hacia la estación sur de Autobuses, que era la siguiente parada, sospecharon que había bebido y al llegar a este lugar se lo advirtieron a unos vigilantes de seguridad, que les dijeron que eso no era competencia suya, han apuntado a Efe fuentes policiales.

Los viajeros decidieron continuar pero pocos minutos después sintieron miedo por el estado en el que estaba el conductor y llamaron a la Policía Municipal contando lo que ocurría.

Varios efectivos de la Unidad Especial de Tráfico de la Policía Municipal y de los distritos de Moncloa y Aravaca interceptaron el autobús ya en la Carretera de la Coruña a la altura de esta última localidad, siendo recibidos con aplausos por los pasajeros, han precisado las fuentes policiales.

Las dos pruebas de alcoholemia preceptivas, realizadas con diez minutos de diferencia, dieron un resultado de 0,71 y de 0,74, quintuplicando la tasa permitida para los profesionales del volante.

Por eso fue arrestado por un delito contra la seguridad vial y trasladado a las dependencias de la calle Plomo, tras lo que quedó en libertad con cargos. (Información)

www.lavanguardia.com

No hay comentarios: