Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



viernes, 22 de agosto de 2014

Juicio con jurado para dos guardias civiles acusados de quedarse dinero de multas

Según el fiscal, le cobraron 200 euros a un camionero a cambio de perdonarle 4.000 euros de sanciones

Diez años de prisión, 22 años de inhabilitación especial para empleo público y 14.400 euros de multa. Eso es lo que tiene previsto pedir el fiscal a cada uno de los dos guardias civiles que serán juzgados en Cáceres el próximo 11 de noviembre. Ese día se formará un tribunal de jurado que tendrá que decidir si los dos agentes cometieron dos delitos de cohecho y uno de exacción ilegal. El delito de cohecho consiste en sobornar a un funcionario en el ejercicio de sus funciones, o que éste acepte el soborno.

Los supuestos delitos se cometieron el 21 de junio de 2011, cuando los dos agentes (Juan A. C. C. y Javier C. C.) tenían encomendada la vigilancia, regulación, control de tráfico y seguridad vial de las carreteras, en su condición de agentes de la Guardia Civil de Tráfico. Prestaban su servicio en el destacamento de Navalmoral de la Mata.

Según el escrito de acusación, al que ha tenido acceso el Diario HOY, a las ocho de la tarde del 21 de junio de 2011 los agentes estaban en la autovía A-5, en el término municipal de Deleitosa, y pararon a un camión portugués al ver que el copiloto (hijo del conductor) tenía los pies puestos sobre el salpicadero de la cabina del camión.Cada uno se enfrenta a 10 años de prisión y 22 de inhabilitación para empleo público

Los agentes abrieron el tacógrafo y le señalaron que había cometido varias infracciones (lo cual no era cierto), añadiendo las de no llevar el copiloto puesto el cinturón de seguridad y apoyar los pies en el salpicadero. En total, le dijeron que tenía que pagar 4.000 euros en multas. El conductor portugués dijo que no tenía ese dinero, y según el fiscal, los guardias le indicaron que si les pagaba 200 euros se olvidarían de las sanciones.

El camionero aseguró que tampoco tenía 200 euros, y los guardias le indicaron que se trasladarían ocho kilómetros para ir a la estación de servicio que se encuentra en el kilómetro 219 de la autovía, porque allí podía obtener el dinero usando la tarjeta Repsol. Al llegar a la gasolinera, le indicaron a un empleado que pasara la tarjeta del camionero, pero que en lugar de repostar gasolina le diera en metálico los 200 euros al conductor, dinero que a su vez recibieron los agentes.

El camionero denunció lo que le había ocurrido ante la Guardia Civil, una vez que se enteró de que los acusados habían actuado en contra de la Ley, y que se habían apoderado de sus 200 euros para quedárselos y no como pago de multas.

El Ministerio Fiscal señala que en realidad, como mucho, el conductor podía ser sancionado con una multa de 40 euros. (Información)

www.hoy.es

No hay comentarios: