Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



jueves, 9 de octubre de 2014

¿Cuál es la mejor edad para conducir?

Aunque con el paso de los años se pierden facultades y reflejos, las aseguradoras consideran que existe más riesgo entre los conductores jóvenes

Según el último informe de la Dirección General de Tráfico, la mayoría de los grupos de edad han descendido en el número de fallecidos, con la excepción del que va de los 65 a los 74 años, en el que han fallecido 10 personas más, lo que supone un incremento del 9 %.

Se trata de cifras de 2013, y de fallecidos en accidentes de tráfico y no de accidentes registrados. Con estos datos, resulta complicado deducir que las personas mayores estén implicadas en más percances que las jóvenes, aunque pueden servir de referencia. Así, los mayores descensos se han producido en el grupo de 35 a 44 años, donde la reducción de víctimas mortales ha sido de un 25%, y el que abarca de los 15 a los 24 años, en el que el descenso ha sido de un 20%.

Pese a la reducción del número de fallecidos del grupo de 35 a 44 años, esta franja de edad es la que mayor porcentaje de muertos aporta sobre el total, 199 con un 18%. Los menores de 14 años, con 29 difuntos, han supuesto el 3% del total de fallecidos.


Porcentaje de accidentes, según edades
DGT



Según el mismo informe, y analizando el tipo de accidente, la salida de vía sigue siendo el accidente que más defunciones genera tanto en carreteras de gran capacidad (87 fallecidos, el 38%) como en convencionales (333 muertos). En autopistas y autovías hay que destacar los atropellos a peatón (41) como el segundo tipo de accidente que más fallecidos computa.

En respuesta a la pregunta de «¿cuál es la mejor edad para conducir?» hay que añadir por lo tanto unos cuantos elementos. Los reflejos, que disminuhyen con la edad, y la «osadía», más presente en los jóvenes.

A partir de los 55 años es cuando se comienzan a apreciar los signos significativos de envejecimiento, que se acentúan al llegar a a los 70. Esta edad es considerada de «alto riesgo» dentro la seguridad vial debido a los diferentes comportamientos que el conductor y el peatón presentan.

Además, si al tener un accidente se producen lesiones, estas serían más graves y el período de recuperación más largo que el de una persona joven.

Para entender de qué modo infuyen los reflejos en la conducción, se calcula que al volante podemos tomar alrededor de 15 decisiones por kilómetro, cada una en una fracción de segundo. Según avanza nuestra edad se ven alterados factores como la percepción, la decisión y la acción.

Más del 80% de la información necesaria para conducir la recibimos a través de los ojos, pero la visión disminuye progresivamente con la edad. Se estima que entre los 40 a 50 años comienza este deterioro. Otro síntoma es perder la habilidad para distinguir claramente los objetos que se encuentran en la vía como son las señales de tráfico. Un conductor de 45 años requiere cuatro veces más luz que uno joven y otro de 60 años requiere aproximadamente 10 veces más.

Otra limitación es la capacidad para distinguir los colores, especialmente el rojo. A algunos conductores de edad avanzada les lleva el doble de tiempo reconocer si las luces de frenos están accionadas, debido a que el ojo pierde la percepción de este color,generando un mayor riesgo.

Otro de los síntomas que se disparan conforme avanza la edad es que necesitamos cada vez más luz y más tiempo para adaptarnos a las condiciones lumínicas. El ojo de una persona de 60 años es mucho más lento que el de un joven de 18.

Pero por otro lado, la experiencia también cuenta, y conforme a nuesra edad poseemos determinadas capacidades a la hora de tomar decisiones, aunque cuando ejecutamos esas acciones seamos más lentos debido a nuestra edad.

Los conductores más mayores tienen músculos más débiles, lo que los hace más torpes tanto para girar el volante, por ejemplo, como para pisar el pedal de freno y decidir cuándo hacerlo. Además, los de edad más avanzada poseen menos resistencia a la hora de soportar el estrés del tráfico.
¿Cómo afecta esto al seguro del coche?

Debido a que las compañías de seguros de coches dependen en gran medida de los resultados estadísticos para calcular las tasas y primas de seguro, algunos grupos de edad y los conductores puedensalir más beneficiados. Por ejemplo, ciertas profesiones pueden significar menos tareas de conducción y un menor riesgo de accidentes. De la misma manera, los mayores de 50 pero menores de 75 años también pueden obtener los mayores descuentos.

Muchas compañías de seguros consideran que los conductores que pertenecen a este grupo son maduros y responsables, valorando más estos dos aspectos que las posibles pérdidas de facultades en comparación con los conductores más jóvenes. Como resultado, los seguros de automóviles para las personas mayores tienden a ser más baratos.

De ahí que un joven piloto conduciendo un coche deportivo se verá obligado a pagar mayores primas que una persona de más edad en la conducción de un sedán familiar.

Según el portal rastreator.com, las estadísticas indican que la poca edad y la falta de antigüedad suponen un alto riesgo a la hora de sufrir un siniestro, lo que hará que, o bien te cueste más de lo normal contratar un seguro de Coche, o que directamente no te acepten como cliente y tengas que recurrir al Consorcio de Compensación de Seguros.

Ahora bien, para que el Consorcio te cubra deberás acreditar que has solicitado al menos a 2 entidades que te aseguren, y que has sido rechazado por ambas.

Un estudio de la Fundación Mutua Madrileña sobre las tendencias de siniestralidad entre conductores de 18 a 25 años apunta a que cada año se producen 320.000 accidentes causados por ellos. Aunque en los últimos años el número de siniestros ocasionados por las personas de esa franja de edad ha disminuido. Pese a todo, las aseguradoras no reflejan este factor en sus tasas y no sólo ofrecen precios más elevados a los menores de 26 años, sino también a las personas con menos de 24 meses de permiso de conducir.

Quienes tienen más antigüedad como conductores pagan menos que los «novatos». Y si juntas edad y veteranía la conclusión es que, si eres joven y novel, te será más complicado encontrar un seguro, y al obtenerlo el precio será notablemente más elevado. (Información)

www.abc.es

No hay comentarios: