Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



lunes, 24 de octubre de 2016

Mercedes 'resuelve' el dilema: sus coches autónomos matarán antes al peatón que al pasajero

La moral del coche autónomo es uno de los asuntos que está llamado a ser uno de los asuntos que más controversia generen de aquí en adelante hasta su implantación. Sin ir más lejos, un reciente estudio elaborado por Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) aseguraba que del 76% de personas que se subirían a un coche autónomo, pero solo uno de cada tres lo haría si estuviese programado para arriesgar la vida de los pasajeros a cambio de salvar a diez peatones.

Unos resultados que están en consonancia con la lógica de Mercedes, cuyos coches autónomos salvarán la vida de los pasajeros antes que la de los peatones en caso de tener que escoger. Así lo ha asegurado en una entrevista concedida a Car and Driver Christoph von Hugo, responsable de los sistemas de asistencia al conductor y seguridad activa de la firma de la estrella, quien considera que "si sabes que puedes salvar al menos una persona, salva al menos a esa persona. Salva a la que va en el coche. Si todo lo que sabes a ciencia cierta es que solo se puede prevenir una muerte, entonces esa es tu principal prioridad", asegura.

Una postura que el directivo argumenta alegando que, de no ser así, un hipotético volantazo para evitar un atropello podría acabar con el coche accidentado en el carril contrario o contra otro objeto y derivar en un nuevo accidente o atropello. "Si todo lo que sabe con certeza es que se puede evitar una muerte, entonces eso es su prioridad".

Por tanto, los futuros coches completamente autónomos de Mercedes -nivel 4 y 5- estarán programados para postularse en el eterno dilema del Tranvía tratado por, entre otros, el filósofo estadounidense Judith Jarvis Thomson, quien proponía el siguiente caso: un tranvía descontrolado se dirige hacia cinco personas. El sujeto se sitúa en un puente sobre la vía y podría detener el paso del tren lanzando un gran peso delante del mismo. Mientras esto sucede, al lado del sujeto solo se halla un hombre muy gordo; de este modo, la única manera de parar el tren es empujar al hombre gordo desde el puente hacia la vía, acabando con su vida para salvar otras cinco. ¿Qué debe hacer el sujeto? Mercedes lo tiene claro.

No obstante, von Hugo asegura que los coches autónomos evitarán millones de muertes por lo que el dilema ético no puede empañar el gran avance que supondrán. "Hay situaciones en las que el conductor de hoy en día no puede manejar, que no puede impedir y que los vehículos autónomos tampoco pueden evitar, tampoco", pero asegura que "el promedio de muertes con el coche autoconducido "será mucho mejor que con el conductor humano".

Ahora solo falta conocer cuál será la postura del resto de las marcas en un tema aún tabú para ellas.

Fuente: El Economista

No hay comentarios: