Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



miércoles, 30 de enero de 2013

La juez retira el carné 30 meses a un hombre por conducir ebrio por segunda vez

 Un zamorano no podrá conducir durante dos años y medio (30 meses) al ser condenado por segunda vez por circular al frente de su vehículo bajo los efectos del alcohol, con unas tasas de alcoholemia de 0,93 y 0,90 cuando fue sometido a la prueba por la Guardia Civil. Además, deberá abonar 1.620 euros en concepto de multa e indemnizar a la Junta de Castilla y León con 177.09 euros por los daños causados con su turismo cuando se salió de la calzada y colisionó contra una señal de tráfico, cuantía que la Administración regional ya cobró por parte del seguro del vehículo. (Leer más)
www.laopiniondezamora.es



Un pueblo irlandés pide poder conducir borrachos para evitar el aburrimiento

Un permiso para poder conducir bajo el influjo del alcohol podría ser el tónico revitalizante que necesita la Irlanda rural, de acuerdo con algunos políticos locales. Los concejales de Kerry, un pueblo del suroeste irlandés, han aprobado una moción para pedir al gobierno la creación de una licencia que permitiría que los agricultores que viven en zonas alejadas puedan beberse algunas pintas y regresar a casa en su vehículo o tractor sin temor de ser detenidos. Los que respaldan la medida opinan que es necesaria para combatir una epidemia de aburrimiento y depresión que inició cuando Irlanda impuso nuevos y estrictos límites al alcohol en conductores en 2011. Sin embargo, el ministro de Justicia Alan Shatter censuró la propuesta en un discurso ante el Parlamento y la calificó de "sumamente irresponsable". Las restricciones para conducir con una alta tasa de alcohol en sangre han hecho que se reduzca el número de muertes en caminos desde las más de 400 anualmente en la década de 1990 a solo 162 el año pasado, en este país donde habitan 4,6 millones. La parte negativa de esta restricciones está en los propietarios de bares en Kerry, que aseguran que su negocio se ha desplomado junto con esa cifra de muertes. Hace una generación, conducir con algunas copas de más era muy común en Irlanda, e incluso siempre había un bar en los poblados más pequeños. (Información)
www.noticiasdenavarra.com

No hay comentarios: