Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



lunes, 25 de mayo de 2015

Los seguros de coche subirán hasta un 10% por las nuevas indemnizaciones

Asegurar el coche será más caro a partir del año próximo por la revisión de las indemnizaciones que las aseguradoras tendrán que pagar a las víctimas de accidentes. Estos días, los grupos parlamentarios ultiman en el Congreso de los Diputados la ley que recoge los nuevos baremos de indemnizaciones. El texto está ya perfilado en sus líneas maestras y se espera que sea aprobado en las próximas semanas y que entre en vigor en 2016. Las modificaciones que introduce suponen que las compañías de seguros tendrán que desembolsar anualmente unos 2.500 millones de euros en indemnizaciones, unos 400 millones de euros más que ahora. Como consecuencia de este incremento, las pólizas serán entre un 5% y un 8% más caras, según calculan fuentes del sector, que no descartan que en algunos casos puedan llegar a dispararse incluso hasta el 10 por ciento.

La revisión de los baremos no afectará por igual a todas las aseguradoras ni, previsiblemente, a todos los asegurados. Los consultados afirman que aquellas compañías que tienen clientes más jóvenes y las más grandes serán las que más padezcan la subida de las compensaciones. Las primeras, porque el riesgo de que sus asegurados sufran un accidente es mayor. Y las segundas, porque tienen un mayor volumen de siniestros y éstas son más graves.

Precisamente, las compensaciones para los afectados por este tipo de siniestros son las que más se incrementan con los nuevos baremos. En conjunto, las aseguradoras pagarán al año 197 millones de euros a las víctimas de accidentes graves, un 592% más que con la ley anterior, según recoge la memoria del nuevo texto legal. En la actualidad, la indemnización máxima en un caso extremo de gran lesionado puede llegar a 1,3 millones de euros. Con el nuevo baremo propuesto esta cuantía podría llegar a alcanzar los 3 millones en el caso de que la víctima fuera una persona joven y de que sus lesiones fueran muy graves, como la tetraplejia. Si el gran lesionado tuviera más de 75 años, la subida estaría entre el 15 por ciento y el 20 por ciento.

La ley también regula los gastos futuros de los grandes lesionados. Con el baremo actual, sólo se cubren los gastos que se ocasionan hasta el alta o la estabilización de las secuelas. Con el nuevo, se establece que se seguirá ayudando al afectado en cuestiones como la compra de silla de ruedas, prótesis o su rehabilitación. También se prevé el apoyo a la Sanidad pública en los gastos hospitalarios futuros. Además, los grandes lesionados podrán solicitar para sus familiares más cercanos una compensación específica por pérdida de calidad de vida, una posibilidad que antes no existía.

Junto a las relativas a siniestros graves, otra de las compensaciones que más van a subir de forma apreciable es la que afecta a los familiares de fallecidos en accidentes de tráfico. Por término medio, cobrarán un 50% más. En el caso de los cónyuges, la cuantía de la indemnización se incrementará un 9%. La cantidad oscilará entre 50.000 y 90.000 euros, según determinadas situaciones. Para los ascendientes, la compensación subirá un 40% y en el caso de los descendientes, un 114%. A los hermanos de los fallecidos les corresponderán compensaciones un 66% superiores a las que hasta ahora se pagan y se crea también la figura del allegado para compensar a aquellas personas que hayan mantenido un vínculo muy estrecho con la víctima.


Lucro cesante


El nuevo texto recoge también una serie de variables nuevas para calcular la indemnización por lo que se conoce como lucro cesante, o pérdida de ingresos que tiene el afectado por un accidente. Como principal novedad, se introduce para calcular el baremo el trabajo no remunerado. Para las amas de casa, el proyecto prevé el pago del salario mínimo interprofesional (SMI) durante un periodo de tiempo. Esos 648 euros se incrementarían en un 10% por cada persona dependiente que tenga a su cargo. Otro punto relevante es la valoración económica de las víctimas que no se habían incorporado al mercado laboral, para las que se fija 1,5 veces el salario mínimo, aunque podrían recibir un 20% más si estaban culminando su formación.

Los trabajos para establecer el nuevo baremo comenzaron en 2010 con la creación de una comisión de expertos formada por 30 representantes de todos los afectados, como víctimas, aseguradoras o los ministerios de Justicia y Economía. El primer borrador contó con el respaldo de todas las partes a más del 90% del contenido, lo que ha allanado bastante su posterior tramitación. (Información)

www.larazon.es




No hay comentarios: