Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



lunes, 5 de diciembre de 2016

Qué es la conducción acompañada

En países como Francia, Suecia o Estados Unidos se permite la enseñanza de la conducción a menores sin carné mediante la tutela de un conductor experimentado y cumpliendo una serie de requisitos; te contamos de qué trata este tipo de instrucción y cómo se ve esto en España.

Muchos de vosotros ya habréis leído o escuchado algo sobre la conducción acompañada debido a las idas y venidas que en la DGT se han producido con respecto a su implantación en España. Esta a forma de enseñanza de la conducción se aplica a menores de edad, que aprenden las técnicas de conducción de una forma práctica y siempre acompañados de un tutor con carné. El país europeo que lleva por bandera este tipo de docencia en el manejo de vehículos es Francia.
Francia, referente de la conducción acompañada

Nuestro vecino galo fue el pionero en hacer realidad este tipo de enseñanza, aprobado en 1990, para jóvenes mayores de 16 años que cumplan las siguientes condiciones:

Los menores deben pasar un examen teórico en un centro capacitado de enseñanza.
Los futuros conductores tienen que dar, como mínimo, 20 clases prácticas en estos centros.
Tras la certificación de la autoescuela como “aptos para comenzar la conducción acompañada”, deben conducir al menos durante un año junto al adulto y recorrer 3.000 km. Sólo entonces se puedes presentar al examen práctico.
Durante el periodo de conducción acompañada, están sujetos a límites de velocidad en carreteras convencionales, autovías y autopistas equiparables a las de un novel.
Otros países con conducción acompañada

Además de Francia, existe otros países en los que la conducción acompañada está legalmente establecida. Algunos de ellos son:

Alemania: Está implantada desde 2006 y está permitida para los adolescentes de 17 años. Se puede realizar el examen teórico al cumplir 16 años y seis meses después de acudir a la autoescuela. Para poder enseñar al joven, el conductor tutor tiene que ser mayor de 30 años y tener una experiencia mínima de permiso B de tres años sin tener más de tres puntos de penalización en dicho carné. Además, el conductor senior debe notificar a la compañía aseguradora la situación.

Suecia: desde 1993, los jóvenes de 16 años pueden conducir acompañados del adulto. Tras su implantación, los dos años posteriores registraron un descenso de la siniestralidad de hasta un 35%.

Estados Unidos: lleva funcionando más de 20 años.

La conducción acompañada podría reducir la siniestralidad en jóvenes conductores de 18 a 24 años hasta en un 25%.

La conducción acompañada en España

A punto ha estado, en más de una ocasión, de ser un hecho en nuestro país. No obstante, a día de hoy sigue sin estar instaurada.

En 2002, Muñoz Repiso, director general de Tráfico en el momento, anunciaba la muy probable aprobación de esta medida para 2003 modificando algunos requisitos. Por ejemplo, que el orientador en conducción debería tener un mínimo de ocho años de antigüedad en el carné, en lugar de los cinco de los que se hablaba, debido a que se podría poner a un conductor de “maestro” con 23 años -considerado como conductor de riesgo por las aseguradoras-. Tras este aviso de Repiso, el Ministerio del Interior decidió paralizar y retrasar la decisión, puesto que el Ministerio de Justicia había encontrado obstáculos legales.

Hace poco más de dos años, un caso ocurrido en Reus -una niña quería recorrer España en un coche de autoescuela con su padre- sumado a las declaraciones del por el aquel entonces director de la DGT, Pere Navarro, volvía a abrir la posibilidad de establecer en España esta conducción de menores acompañados de tutores. Meses más tarde todo quedó igual, sin su aceptación.

Gregorio Serrano, reciente director de Tráfico, se enfrentará seguramente a este tema en su nuevo puesto: como veis, la conducción acompañada, desde hace más de 10 años, se antoja un debate en España con firmes partidarios y detractores.

Ventajas de la conducción acompañada

Las ideas en las que se sostienen sus adeptos son las siguientes.

Menos cifras de fallecidos jóvenes: con esta medida, se prevé reducir la mortalidad en carretera de jóvenes de entre 18 y 24 años en torno a un 25%.
Según el portal Circula Seguro -iniciativa de Michelin y Fundación Mapfre-, realizando una buena enseñanza a los jóvenes, a la larga, mejorará el manejo y los conocimientos de todo el ámbito de conductores de un país.
Obligatoriedad de las clases en las escuelas de conducción: debido a la posterior práctica que los alumnos tendrán que hacer en carretera, se interesarán y conocerán más en profundidad el conjunto de señales de tráfico y normas de seguridad vial.
Posibilidad de que las prácticas tuteladas se extiendan hacia fuera de las fronteras con un acuerdo de permiso internacional.

Inconvenientes de la conducción acompañada

Por el contrario, los críticos de esta medida se escudan en algunos de los siguientes aspectos.
Quién o qué regularía si un conductor es apto o tiene buenos procedimientos para ser instructor en conducción.
Habría que cambiar la normativa legal para que estos jóvenes sin permiso pudieran circular manejando vehículos.
Quién o qué regularía las zonas en las que estaría permitido realizar esta enseñanza de conducción tutelada para no crear atascos u otros tipos de impedimentos para la circulación de otros conductores.
Cabría la posibilidad de hacer un negocio ilegal con respecto a quienes enseñan la conducción, que podrían intentar sacar partido económico.

Fuente: Autocasión

No hay comentarios: