Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



lunes, 9 de enero de 2017

¿Podemos fumar mientras conducimos?

La respuesta es si, pero si se considera que nos impide atender correctamente a la conducción podrían multarnos

Cada poco tiempo las redes sociales se encargan de difundir noticias que en la mayoría de los casos resultan infundadas cuando no falsas.

La última que ha recorrido de móvil en móvil las mismas ha sido que fumar conduciendo podría suponer una multa de 4 puntos y hasta 4.000 euros. Pero es una noticia falsa.

Eso sí, fumar conduciendo podría suponer una multa de hasta cien euros, siempre que nos impida mantener la atención en la carretera.

Si nos ceñimos al Código de Circulación, y como nos recuerda Pyramid Consulting, en el artículo 18.1 no impide fumar conduciendo, como tampoco prohíbe comer o maquillarse al volante. No obstante, sí prohíbe todo lo que suponga disminuir la atención de la carretera.

Así, dice “el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía”.

Para garantizar que es así, el reglamento establece que debe mantener “la posición adecuada” y la de los objetos del coche para que no interfieran en la conducción. El artículo sí establece expresamente la prohibición del uso de móviles, DVD o dispositivos de acceso a Internet en el coche.

Por eso, aunque las multas por fumar conduciendo no son frecuentes, sí pueden darse. Y en este caso podrían llegar a los 100 euros, puesto que se trataría de una falta leve.

Los riesgos de fumar conduciendo

A pesar de que las multas por fumar conduciendo sean poco frecuentes, eso no significa que no conlleve riesgos en la conducción. Así, lo que sí es frecuente es el accidente porque se cae la ceniza o el mismo cigarrillo. Igualmente, es una distracción encender un pitillo, como también lo es apagarlo en el cenicero. Eso por no hablar de que puede provocar somnolencia.

A pesar de que la multa por fumar conduciendo como tal se de muy de vez en cuando, hay otras relacionadas con el tabaco que están tipificadas y que se dan con más frecuencia. Así, tirar una colilla por la ventana puede ser sancionado con la pérdida de cuatro puntos del carnet de conducir y multas de 200 euros.

Además, la Generalitat ha anunciado recientemente que multará a aquellos conductores que fumen conduciendo un coche donde viajan niños. En algunos países como Estados Unidos, Australia o Canadá está prohibido fumar al volante porque distrae y causa accidentes.

Fuente: ABC

No hay comentarios: