Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



miércoles, 8 de febrero de 2017

Canarias: Retrasos para sacar el carné por la falta de examinadores de Tráfico

La Asociación Canaria de Centros de Formación Vial (Acacefv) alerta de los serios problemas que, desde hace más de medio año, sufren los alumnos que quieren aprobar el examen práctico de conducir en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, debido a la falta de examinadores de Tráfico. Y esta situación afecta a la inmensa mayoría de las provincias del país.

El secretario general del colectivo, Javier Báez Calero, explica que, hace tres años, para Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro había 25 funcionarios y en la actualidad hay 14, de los que cuatro están de baja cuatro. La clave de la situación es que los técnicos se jubilan y sus plazas no son cubiertas.

Y, durante el 2017, el problema se puede agravar, ya que tres de los citados empleados públicos tienen derecho a jubilarse.

Por ese motivo, según Báez, hasta comienzos de enero, una persona que quería presentarse al examen práctico podía llegar a esperar entre 40 y 45 días para hacer una prueba por la que pagó 90,30 euros. El portavoz del colectivo señala que en estos meses la demanda de pruebas es de "temporada baja", por lo que entre mayo y octubre se puede generar un "verdadero caos". Para hacer frente a la situación, los centros de formación vial de todo el país lograron, a finales de noviembre, que se aprobara una proposición no de ley (PNL) para que en los Presupuestos Generales del Estado se habilite una partida con la que el Ministerio del Interior amplíe la plantilla de examinadores a nivel nacional. Báez Calero estima que en la provincia de Santa Cruz de Tenerife (con 155 autoescuelas) hace falta un incremento de la plantilla de, como mínimo, cinco funcionarios. Esa cifra sería la idónea para los actuales meses, es decir, para la "temporada baja".

Para paliar el problema, entre el pasado 16 de enero y el 9 de febrero, desde el Gobierno del Estado se implantó un paquete de 300 horas extras, que ha permitido pagar a los examinadores existentes con el fin de que también hagan pruebas por la tarde.

Otro de los objetivos de la Asociación Canaria de Centros de Formación Vial es que desde el Ministerio del Interior se extienda dicha medida extraordinaria, con la que se ha logrado reducir a la mitad los días de espera para hacer un examen.

Además de los inconvenientes que generan los retrasos a los usuarios, Javier Báez reconoce que, con las actuales circunstancias, la calidad de la formación de los alumnos se resiente.

El secretario general del colectivo regional de autoescuelas comenta que, al no tener una fecha fijada para el examen, las personas que se quieren presentar no siguen un programa definido de prácticas en las semanas previas, sino que hacen dos prácticas y, cuando saben cuándo tendrá lugar la prueba, hacen otras dos. Para Báez, así se acude peor preparado al examen.

Fuente: El Día

No hay comentarios: