Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



jueves, 23 de febrero de 2017

La Fiscalía plantea que los psicotécnicos vean los datos médicos de los conductores

La medida, en estudio, evitaría que los aspirantes al carné ocultasen enfermedades

Cada mes, entre ocho y diez conductores entran en sentido contrario en las autovías y autopistas gallegas. En el año 2015, en 712 accidentes de los registrados en la red viaria española se vieron implicados conductores que circulaban en contradirección o por un lugar prohibido, según las estadísticas de la Dirección General de Tráfico. En la mayoría de los casos no se trata de kamikazes, sino de personas que se despistan y que, muchas veces, no saben después cómo solucionar su error. Tampoco ocurre siempre, pero muchos de esos conductores no tienen las condiciones psicofísicas adecuadas para ponerse a los mandos de un coche, ya sea por su avanzada edad o por condiciones de salud.

Este tema preocupa a la Fiscalía General del Estado. De hecho, este organismo está estudiando, con la Dirección General de Tráfico, fórmulas que permitan una mayor colaboración entre el sistema sanitario, particularmente los médicos de atención primaria, y los especialistas que realizan las evaluaciones en los centros psicotécnicos. El objetivo es garantizar la máxima fiabilidad en los reconocimientos que se realizan a los conductores que desean renovar el carné de conducir. Una de las medidas que se plantean en este sentido es la posibilidad de que los psicotécnicos puedan acceder a las bases de datos sanitarias y, por tanto, a la historia clínica de los pacientes. La cuestión está todavía en fase de estudio porque, además, cualquier medida de este tipo debe hacerse conciliar con la ley de protección de datos.

Mayor fiabilidad

El fiscal de Seguridad Vial de Galicia, Carlos Gil, reconocía ayer que existe preocupación por evitar posibles ocultaciones de enfermedades o de medicaciones que pueden mermar las capacidades de conducción por parte de los pilotos que tienen que pasar el reconocimiento psicotécnico y que no quieren perder su carné o verse obligados a conducir con ciertas limitaciones. El acceso de los psicotécnicos a los historiales médicos podría evitar estas ocultaciones y permitiría que los reconocimientos tuviesen una mayor fiabilidad.

Además de esa vía de trabajo, la Fiscalía de Seguridad Vial de Galicia está realizando, con la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, una investigación para determinar si existen psicotécnicos que no cumplen las normas a la hora de aprobar las renovaciones de los permisos de conducir. Aunque esta investigación está todavía sin concluir, en principio no se ha detectado que haya «centros imán», que atraigan a los conductores porque resulte más fácil renovar en ellos el carné, tal como confirmaba hace unos días el fiscal de Seguridad Vial de Galicia.

Mejorar las condiciones en las que se renuevan los psicotécnicos es uno de los objetivos para evitar percances en las carreteras que puedan derivar en accidentes. Pero, además de esa línea en la que trabaja la Fiscalía, Tráfico está estudiando la aplicación de una serie de medidas que permitan evitar que los conductores accedan en contradirección a las autovías o que los que lo hagan puedan ser detectados con la mayor celeridad posible.

De hecho, algunas de esas medidas ya están funcionando en las carreteras gallegas. La primera de ellas ha sido reforzar la señalización existente en las zonas de acceso y salida de autovías y autopistas. Los usuarios que acceden a las vías de alta capacidad pueden comprobar ya cómo se han instalado señales de dirección prohibida de mayor formato y con dispositivos fluorescentes para que resulten más visibles para los despistados. En algunas zonas de acceso también se han colocado pivotes para separar los carriles de entrada y salida.



A.L.C. O.A.

Pero, además, Tráfico está estudiando alternativas que permitan localizar de la forma más rápida posible a un conductor que se haya metido en contradirección a cualquier vía, tanto si lo ha hecho por error o a propósito. La solución definitiva todavía no está decidida, pero pueden utilizarse los sensores que ya existen en las vías de alta capacidad o instalarse otros nuevos.

La recomendación que dan los expertos en seguridad vial para aquellas personas que se meten equivocadamente en la dirección equivocada es que paren inmediatamente, señalicen y llamen a la Guardia Civil.

Fuente: La Voz de Galicia

No hay comentarios: