Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



sábado, 18 de julio de 2015

Se convoca oficialmente la huelga de examinadores para el mes de septiembre

En el día de hoy, ha sido presentada en el registro oficial la convocatoria de huelga de examinadores y otro personal específico de la Dirección General de Tráfico.

Ante el caos organizativo y la deriva en la que está inmerso el organismo de Tráfico, el colectivo examinador y otros puestos de trabajo dentro de la DGT han considerado  inevitable la presentación de esta convocatoria de huelga que consistirá en paros parciales de tres horas al final de la jornada, todos los días de la semana, con carácter indefinido, a partir del 14 de septiembre.

La convocatoria ha sido presentada por los sindicatos CGT y CSIF, con el apoyo de la Asociación de Examinadores de Tráfico (ASEXTRA) y la adhesión del sindicato USO.  Otras formaciones,  aunque ven motivos más que suficientes para las movilizaciones, prefieren esperar a que la DGT realice las gestiones que dice estar realizando ante el  Ministerio de Hacienda con el fin de proporcionar una subida de retribuciones. 

No obstante muchos  examinadores no afiliados o afiliados  a sindicatos no convocantes de esta huelga,  han mostrado interés en sumarse a los paros a título personal, incluso formando parte del comité de huelga, ya que consideran y consideramos la mayoría que  la situación en la Dirección General de Tráfico es insostenible.

Ya en anteriores comunicados que ha emitido esta Asociación se insistió en la necesidad de reestructurar este sector y crear la escala de técnicos de seguridad vial, con oposiciones propias para facilitar el acceso de todas aquellas personas que por vocación y formación quisieran ser funcionarios examinadores de Tráfico.  Una propuesta avalada por diferentes informes jurídicos encargados por ASEXTRA y de absoluta viabilidad en la Administración actual, pero que la DGT se ha negado siempre a considerar. Esta escala propia y profesional , sin duda sería la solución definitiva, proporcionando un colectivo formado y en número suficiente para atender la demanda.  Además de seguir siendo funcionarios los que sigan evaluando a los ciudadanos, como garantía de sus derechos al ser independientes de intereses económicos, políticos o de cualquier otra índole.

Se ha solicitado también que no se obligue a los funcionarios examinadores a dar el resultado de las pruebas prácticas in situ, por ser un foco de problemas y agresiones.  Desde este colectivo se ha intentando hacer ver la diferencia entre dar explicaciones a las que no nos oponemos y dar el resultado, que se podría hacer en momento distinto de la prueba y por métodos tecnológicos. La directora general ha dicho que este punto es "innegociable" apelando al carácter pedagógico de esta medida que ni la normativa ni los profesionales ven por ningún lado.  

No entiende el colectivo que el resultado del teórico se facilite al día siguiente o días después y no suponga ningún problema para nadie y el resultado del práctico haya de darse en el acto, poniendo en peligro la integridad física de los examinadores, así como someterlos a malos modos cuando no insultos de algunos energúmenos, cada vez en más número, que acceden a las pruebas. 

Insistimos, no es lo mismo dar explicaciones, a las que como profesionales que somos, no nos oponemos y además, creemos que son necesarias, pero esto no es lo mismo que dar el resultado, que perfectamente se podría dar  al final de mañana o incluso enviarse por  medios tecnológicos, como por otra parte se hace en la mayoría de países. La obcecación de los actuales responsables de Tráfico en este punto es incomprensible para el colectivo examinador y está suponiendo un punto importante de fricción entre ambas partes.

Otro de los puntos básicos de disputa es el número de pruebas adecuado para cumplir con el protocolo de calidad dictado por el mismo organismo. Los examinadores piden que se revise el cupo por examinador y día y se reduzca con el fin de dar tiempo a los profesionales para que verdaderamente se hagan esos exámenes de calidad que todos pretendemos y que la ciudadanía espera.  Desde la DGT se niegan a cualquier cambio en este punto.


También se ha pedido una retribución acorde a las altas responsabilidades que conlleva esta labor, además de sus riesgos. Es incomprensible e injusto que apenas haya diferencia de remuneración con otros puestos de oficina de la Dirección General de Tráfico que no tienen horario especial  ni corren los riesgos de accidentes, agresiones, etc. que soportan los funcionarios examinadores.  En este punto la DGT reconoce que este puesto de trabajo está insuficientemente valorado económicamente, pero dicen que no depende de ellos elevarlo, aunque se han comprometido a realizar gestiones ante Hacienda.  Gestiones que parece se van a alargar durante meses y el colectivo examinador no puede esperar más.

www.asextra.org

No hay comentarios: