Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



martes, 12 de enero de 2016

La supresión del BTP hará perder a las autoescuelas unos 115.000 euros

La desaparición del carné BTP supondrá que las autoescuelas de la provincia dejarán de facturar unos 115.000 euros al año. La licencia de conducción que expiró el pasado 1 de enero habilitaba para la conducción de taxis, vehículos prioritarios -como pueden ser ambulancias-, transporte escolar o vehículos de más de cuatro metros y era un requisito habitual en las oposiciones para acceder a las diferentes policías locales, bomberos o Policía Nacional, entre otros. 

La supresión de la licencia obedece a la necesidad de adecuar las categorías de los permisos de conducción españoles al resto de países miembros de la Unión Europea. La Dirección General de Tráfico ya explicó cuando anunció la eliminación del BTP que este permiso "sólo existe en España". Además, "los tipos de vehículos a los que autoriza a conducir la categoría BTP podrán conducirse con otras categorías ya recogidas en el Permiso Único Comunitario", añadió la DGT. 

José Blas Valero, presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas, estimó que la medida "positiva no es", por cuanto que el sector perderá alumnos. Sí reconoció que el BTP era una licencia "un poco rara", ya que sólo existía en el territorio nacional. Es más, para obtener el citado permiso sólo era necesario "en más del 90% de los casos" una prueba teórica. "No necesitaba ni siquiera práctico", añadió el representante en Granada de las autoescuelas, que aseveró que la expedición de esta licencia se trataba de "un trámite administrativo". 

En términos económicos, puede estimarse que la desaparición de esta categoría del carné supondrá una perdida de unos 115.000 euros a las autoescuelas que ofertaban el BTP. Valero explicó que conseguir esta licencia conllevaba a cada alumno -que ya debía estar en posesión del B- un coste que oscilaba entre los 100 y los 200 euros. El pasado año 2014, según los datos de la última memoria anual del Ministerio del Interior, en la provincia se expidieron 769 de estos carnés. 

Este número de tramitaciones señala que las expediciones del BTP eran prácticamente residuales si se comparan con la licencia de conducción más habitual, el B, que habilita para la conducción de automóviles. En 2014 se expidieron 12.237 de estos carnés sólo en la provincia de Granada. "No había mucha demanda", reconoció Valero. De hecho, ni siquiera todas las autoescuelas ofertaban el BTP. Sin embargo, la ya desaparecida licencia sí era demandada por aspirantes a entrar en los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, futuros conductores de ambulancias o transporte escolar o taxistas. 

Sin embargo, la desaparición de esta categoría no implica que quien lo haya obtenido tenga que volver a tramitar una licencia nueva. La DGT explica que "los titulares de este permiso podrán seguir conduciendo los vehículos para los que antes se requería el BTP, con independencia de que deban cumplir los requisitos que pudieran establecer las normas sectoriales correspondientes para el desempeño de estos servicios (taxis, ambulancias, policías…), siempre que mantengan en vigor la categoría del permiso de conducción exigida en función del vehículos de que se trate". 

El único cambio para quien lo tramitara en su momento es que, cuando renueve su permiso de conducir "en el nuevo documento ya no figurará la mención BTP". (Información)

www.granadahoy.com

No hay comentarios: