Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



miércoles, 10 de febrero de 2016

Sacarse el carné tras la crisis: pocas clases y sólo por necesidad

La mayoría de los que se apuntan a la autoescuela son jóvenes que lo necesitan por trabajo y acuden con la idea fija de dar entre dos y cinco clases prácticas.

Sacarse el carné de conducir ya no está al alcance de todos. Desde hace unos años hasta ahora, tan sólo se animan a dar el paso aquellos que tienen una verdadera necesidad: un trabajo que se lo exige. Y lo hacen con la idea de dar tan sólo dos o tres clases prácticas y presentarse al examen. Esto ha hecho que el negocio de las autoescuelas vaya en declive en Huelva y la mayoría subsiste como puede con los pocos alumnos que tocan a su puerta. De ahí que el boom de autoescuelas de antes de la crisis se haya quedado en alrededor de una decena en la capital onubense.

Según cuentan en la autoescuela ‘Doñana’, en Santa Marta, “antes se sacaba el carné todo el mundo, los que cumplían 18 años se apuntaban a la autoescuela aunque no les hiciera falta, e incluso las amas de casa”. Sin embargo, esto ha cambiado mucho desde el inicio de la crisis, hasta el punto de que en la actualidad “sólo se saca el carné quien realmente lo necesita, sobre todo por trabajo”. Esto ha provocado un descenso de alumnos de hasta el 80% en menos de una década.

Desde la autoescuela ‘Huelva’, en la barriada de Isla Chica, han coincidido en que el perfil del alumno ha cambiado mucho en estos últimos años: “Hubo una época en que se sacaban el carné gente de 40 años o más, pero eso ya no ocurre, y sólo viene gente joven a la que le hace falta para buscar trabajo”. Se apuntan así a las autoescuelas “jóvenes que han aprobado la Selectividad y quieren irse a estudiar fuera” o universitarios “que quieren tener el carné para buscar trabajo”. Fuera de estos casos, sólo se lo sacan onubenses en situaciones de verdadera necesidad.

El coste del carné de conducir ahora mismo ronda los 700 euros en caso de aprobar a la primera y dar unas 20 clases prácticas de media. Sin embargo, esta es una cifra que no todas las familias onubenses pueden permitirse, especialmente en aquellos casos en los que uno o los dos miembros de la pareja están en paro y hay otras prioridades antes de sacarse el carné. De ahí que o no se apunten directamente o lo hagan con un presupuesto mínimo.

“Antes los alumnos llegaban a pagar hasta mil euros por un curso intensivo de un mes, ahora pagan las tasas de tráfico y poco más, y vienen con un número de clases en mente”, han asegurado desde la autoescuela ‘Doñana’. Los alumnos recortan de las clases prácticas, y aunque la media está entre 15 y 20, van con la idea “de dar de dos a cinco clases, y quieren presentarse al examen aunque no estén preparados para ahorrarse dinero”. Aunque en la mayoría de los casos esto les sale más caro y tienen que repetir.

A esto se suma que Huelva es la ciudad andaluza más cara para sacarse el carné, según un estudio elaborado por Facua. La organización ha situado el precio medio del carné en las autoescuelas de Huelva por encima de los 700 euros, frente a provincias como Granada, donde no llega a los 500 euros. La capital onubense ocupa además el décimo puesto del ránking nacional de precios, que encabeza Murcia, con el carné a 933,12 euros. (Información)

www.diariodehuelva.es

No hay comentarios: