Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



lunes, 13 de marzo de 2017

La DGT apuesta por la llegada del vehículo sin conductor

La Dirección General de Tráfico (DGT) apuesta de forma decidida por la implantación del coche autónomo dentro del conjunto de iniciativas incluidas en la llamada Visión Cero, que aspira a la eliminación de cualquier víctima en la carretera así como de la congestión y las emisiones en las grandes ciudades. Ana Blanco, subdirectora adjunta de Circulación de la DGT, cree que este tipo de vehículo "está redefiniendo para bien la movilidad".

Blanco intervino en el XX Fórum de la Automoción Española, organizado por ASEPA (Asociación Española de Profesionales de Automoción). Una jornada que también sirvió para conceder el Premio Personaje Ilustre de la Automoción Española a Carlos Espinosa de los Monteros.

La subdirectora adjunta de Circulación de la DGT apostó por seguir favoreciendo -como ya ha hecho hasta ahora- los test de vehículos autónomos en tráfico real y "promover los cambios normativos" que permitan su circulación "ordinaria".

Asimismo, considera necesario que existan marcos legales "flexibles y abiertos" que se adapten a la nueva situación, para la que "los enfoques clásicos" ya no funcionan.

La subdirectora de la DGT recordó a este respecto que España parte con una ventaja de partida: el hecho de que no haya rubricado la Convención de Viena sobre seguridad vial de 1968, que prohíbe la realización de ninguna actividad mientras se conduce, significa que puede acometer las reformas normativas necesarias "con más facilidad que otros países".

Cambios legislativos

Blanco sostiene que el coche autónomo alienta "nuevos modelos y oportunidades de negocio" y supone "una oportunidad estratégica para España" al poder situarla en la vanguardia legislativa en esta materia.

Una de las primeras modificaciones consistiría en suprimir las constantes alusiones al término "conductor" en nuestra normativa, que no tendría sentido en un escenario de vehículos 100% automatizados.

En cuestión de conectividad, la DGT aspira -según Blanco- a convertirse en una especie de hub que interconecte las diferentes nubes de que ya disponen algunos fabricantes, de modo que la información de tráfico en tiempo real disponible en esos servidores llegue a todos los usuarios de la vía.

Fuente: El Mundo

No hay comentarios: