Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



lunes, 27 de marzo de 2017

Los examinadores con el director general de Tráfico

El sábado pasado se celebró en Madrid la asamblea nacional de la Asociación de Examinadores de Tráfico, (ASEXTRA) a la que acudieron cerca de un centenar de examinadores y coordinadores, venidos de todos los puntos de España y que fue inaugurada por el director general de Tráfico, D. Gregorio Serrano, acompañado por la subdirectora de Políticas Viales de la DGT, Dña. Mónica Colás.


La presencia del director general de Tráfico ha constituido un hecho inédito en la historia de la Asociación de Examinadores de Tráfico y este gesto ha sido muy bien acogido y especialmente agradecido por los examinadores asistentes, y en general, por todo el colectivo examinador, muy pendiente de lo que aconteciera en esta reunión.


El director llegó puntualmente y fue recibido por el presidente de la Asociación, Joaquín Jiménez, con el que departió unos minutos antes de empezar el evento. Ya en la asamblea, el presidente de la Asociación en sus palabras de bienvenida a todos y especialmente al director, dijo que éste no dudó en aceptar su asistencia a esta asamblea y confirmó desde el primer instante su presencia.


También indicó el presidente de ASEXTRA en su discurso inicial, que tanto él como su Junta Directiva tenían puestas muchas esperanzas en él y sólo deseaba que trajera buenas noticias a la reunión sobre los principales temas que están encima de la mesa con respecto a este colectivo: la creación de la escala y el aumento urgente del complemento específico del puesto de examinador. El presidente le mostró documentos de que ya en 2008 se había pedido ese aumento y aún la CECIR no había respondido ni en aquel momento ni en el actual, después de casi dos años de espera desde que se presentó una nueva demanda con el beneplácito de la DGT y fue muy contundente ante el responsable de Tráfico al decirle que colectivo ya no podía esperar más. 

Cuando el director tomó la palabra, se mostró muy complacido de estar allí y ver a un grupo de funcionarios de examinadores de Tráfico que estaba convencido, están haciendo una gran labor en la DGT. No consideraba dijo, que tuviéramos que agradecerle su presencia porque su obligación era estar con sus funcionarios y escucharles. Dijo al presidente de ASEXTRA que le mandara un dossier con todas las peticiones que quería el colectivo examinador y desde luego, lo estudiaría.

Siguió diciendo, con buen talante, que la presión a la que le estaba sometiendo el presidente de ASEXTRA para que diera buenas noticias era ya importante y que efectivamente, iba a dar dos buenas noticias que concernían a todo el colectivo examinador. En primer lugar, ha dado a conocer que el propio director de Función Pública le había llamado hacía un par de días y le había dicho que presentara toda la documentación pertinente cuanto antes para empezar a trabajar en la creación de la escala de examinadores. Que aunque la creación de la escala aún debía pasar algún otro filtro importante, el hecho que desde Función Pública hubiera dado el paso de requerir la documentación, consideraba que era un hecho importantísimo y que él lo valoraba muy positivamente.

Y la segunda noticia, era que a partir del verano, había dado órdenes para que los instructores fueran por todas las provincias impartiendo cursos de reciclaje y esto por las múltiples críticas, que también se le trasladaron en esta asamblea al director, por la programación de cursos on-line por parte de la DGT para los examinadores y que han sido ampliamente rechazados por estos. En este sentido, el director dijo entender las críticas y por eso, a partir del verano, había dado la orden de que los instructores salieran del despacho y fueran por las jefaturas dando los cursos de reciclaje que durante años han reclamado los examinadores, muy especialmente desde ASEXTRA. 

Le dijo el presidente de ASEXTRA si el Director de Función Pública le había dicho algo del complemente específico y éste respondió que no, que de ese tema no le había dicho nada. Y que quería ser muy sincero en esta cuestión y dijo que de momento, él no sabía nada nuevo en este apartado.

Siguió diciendo el director y dejó meridianamente claro, que no contemplaba, en ningún sentido, la privatización de este servicio. Que estuviéramos tranquilos en este tema, porque no había ningún plan en la DGT que pasase por la privatización. Siguió diciendo el director que el colectivo examinador era la imagen de la Dirección General de Tráfico y que eran un gran valor para el organismo. El presidente de ASEXTRA, Joaquín Murillo, replicó que estaban bien las buenas palabras pero que necesitábamos un reconocimiento efectivo, en forma de mejora del puesto de trabajo y que en principio debía pasar, ineludiblemente, por un aumento del complemento específico. 

Después de la intervención inicial del responsable de Tráfico, él mismo se dirigió a los examinadores presentes y les pidió que hicieran preguntas, si así lo consideraban oportuno. En ese momento varios de los funcionarios examinadores presentes levantaron la mano y le fueron trasladaron distintos problemas del colectivo como el asunto de la cobertura de los seguros de los vehículos que se utilizan en los exámenes. ya que en caso de accidente durante las pruebas, en muchas ocasiones, no cubren la rehabilitación ni la defensa jurídica de los funcionarios examinadores y cuando se solicita la presencia del abogado del estado para que haga esta función, resulta tan engorroso el procedimiento burocrático que a veces, no se pueden cumplir los plazos, algo que preocupa mucho a los examinadores. El director le dijo a Mónica Colás que tomara nota de este asunto para estudiar este problema y ver cómo se solucionaba.

También se le trasladó los graves problemas de conciliación familiar que tienen los examinadores y se pedía al director que se cuidara este aspecto del colectivo y se respetasen por parte de los jefes provinciales los derechos de los examinadores como trabajadores y funcionarios. Se le transmitió al responsable de Tráfico, una vez más, que los distintos jefes provinciales interpretan la norma de forma arbitraria y lo que vale en una provincia, no parece valer para otra, surgiendo grandes e injustas desigualdades. Entienden los examinadores que esto no puede seguir así porque las jefaturas no pueden ser reino de taifas y deben atender a patrones comunes.

Una de los asistentes le trasladó el problema de los EPIs, especialmente de que por parte de la DGT no se tuviera en cuenta la condición de mujeres de muchos de los funcionarios examinadores y se les diera ropa de protección masculina. También se le indicó que la ropa que se compra para los examinadores debe tener calidad suficiente y ser efectiva para el propósito que debe cumplir, entre otras, aislar del frío, algo que no ocurre en muchos casos. Se le dijo que en algunas provincias se realizan las pruebas en pista a -6º e incluso menos y la calidad de los equipos debe estar acorde para cumplir su función en estas condiciones climatológicas adversas.El director dijo que estaba especialmente contento de ver en la sala tantas examinadoras, porque son pocas las que ocupan este puesto y él considera esta presencia muy importante y dijo que revisaría esta situación que se le planteaba y que se comprometía a que esto se solucionara en próximas entregas.

Otro de los examinadores le trasladó el desánimo y desmotivación del colectivo examinador por las actuaciones del equipo directivo de la DGT en los últimos años. Dijo que los examinadores no nos sentíamos valorados ni queridos en la DGT y le pedía al director que corrigiera esta situación. Respondió el director que los pasos que se están dando darían relevancia al colectivo examinador, con la creación de la escala y desde luego él, reconocía el trabajo que se estaba realizando en favor de la seguridad vial y la importancia de nuestro trabajo. Una asistente le dijo que era importante que diera cuenta a ASEXTRA de los pasos que se iban dando con relación a la creación de la escala y contara con la Asociación en este proceso, porque era contar con el colectivo.

Otro de los funcionarios le habló de la escasez de examinadores en algunas provincias, con plazas que no se estaban reponiendo y que consideraba un gran problema ya que estaba ocasionando que se diera un deficiente servicio público, algo que los funcionarios examinadores lamentaban. Se le dijo al director que debía tomar medidas inmediatas porque los ciudadanos se ven muy afectados y muchas escuelas muy perjudicadas por esta carencia. Respondió el director que estaba en ello y que se iban a activar distintas medidas que paliaran esta situación. Entre otras, que se incluyera en la oferta de empleo público un número importante de plazas dirigidas a la DGT y muy especialmente a que ocuparan puestos de examinador. También anunción la próxima realización de un nuevo curso de formación para nuevos examinadores.

Se le dijo también al director que diera las órdenes oportunas para que se realizasen inspecciones de centros colaboradores y también de los cursos del permiso A que en algunas provincias estas inspecciones no se están haciendo por criterio del jefe provincial. El examinador que formuló esta propuesta siguió diciendo que comprobar que se están realizando estos cursos es importantísimo para la seguridad vial y se le explicó al director varias experiencias negativas de los examinadores en las inspecciones, que son agravadas cuando éstas, no se realizan. Además, se indicó que deberían ser examinadores los que las realizaran por contar con la preparación y experiencia adecuada para ello. El director, muy serio por lo que estaba oyendo, se dirigió a Mónica Colás, la subdirectora de Políticas Viales de la DGT y le dijo que tomara nota de este asunto. 

Se le dijo también que devolviera al organismo, como ya ocurría en otros, a la situación anterior de la crisis, con 35 horas semanales. Respondió el director que es una cuestión que le plantean a menudo y que lo está estudiando. 

Al finalizar, después de más de una hora de presencia, dijo que estaba muy contento de haber ido y que le había gustado escuchar, directamente de los examinadores sus problemas e inquietudes. Dirigiéndose al presidente de ASEXTRA, le dijo que quería que le enviase todas las cuestiones que se habían planteado cuanto antes y que seguiría en contacto porque él quería mejorar a este colectivo que consideraba de vital importancia en la DGT. 



A partir de aquí, la asamblea siguió el orden del día.

Fuente: ASEXTRA

No hay comentarios: