Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



viernes, 24 de marzo de 2017

Sacarse el carnet de conducir cuesta de tres a cuatro meses por la falta de examinadores

Sacarse el carnet de conducir no es tan fácil ya que los alumnos tienen que esperar de tres a cuatro meses para poder presentarse a las pruebas prácticas porque no hay suficientes examinadores. Las quejas son frecuentes en los últimos meses.

De hecho, este miércoles, las autoescuelas de Madrid se manifestaron frente al Hotel Ritz para reivindicar el abandono del sector, las listas de espera, la falta de examinadores, la mala imagen creada y los perjuicios que supone todo esto para los alumnos.

Ahora bien, el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, no lo ve de la mateixfa forma y hace sólo 15 días hizo la siguiente valoración al Senado: "Le puedo garantizar que en España, hoy por hoy, el retraso medio es de doce días en el examen. doce días. Puede que haya, porque están, provincias que están dando exámenes cada dos o cinco días o una semana y otros que se van a veinte, pero la media es de doce días".

VARÍAN SEGÚN LA POBLACIÓN

Las listas de espera varían según la población y aquellos lugares con menos volumen tienen listas más reducidas. Por este motivo, muchos alumnos optan por irse a examinar allí para hacerlo más rápido. En las grandes ciudades, los plazos para hacer los exámenes pueden dispararse por la mayor demanda.

María Jesús Calero, representante de la Federación de Autoescuelas de Barcelona, ha explicado a TV3 que "el proceso normal es aprobar la teórica, empezar a hacer prácticas, tener el alumno preparado y decirle que se espere, que hasta el próximo examen queda un mes. En muchas ocasiones, los plazos se acaban alargando mucho y cuando el alumno ha de hacer el examen tal vez ya ha perdido aquella práctica que había cogido".

TASAS DE REPOSICIÓN DIGNAS

El número de examinadores llegó a ser de mil en el conjunto del Estado, pero la tasa de reposición sigue siendo ínfima. Los que se han ido jubilando o han plegado no se han sustituido, y ahora quedan 740, según el gobierno español, y 600, según la Confederación de Autoescuelas.

Brígido Endrino, examinador de tráfico, explicó que los examinadores notan "la presión que tiene el alumno para querer sacarse el carné: entre el tiempo de espera, los nervios del examen, el hecho de pensar que si suspenden se tendrán que esperar mucho tiempo. Todo ello, cuando la parte psicológica es la más importante. esto, a nosotros, también nos crea presión psicológica".

Fuente: Catalunya Press

No hay comentarios: