Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



miércoles, 7 de noviembre de 2018

Abrir la puerta del coche “a la holandesa” salva vidas.

Es la mejor manera para asegurarse de que no viene ningún vehículo por atrás.


La proliferación de vehículos de dos ruedas en el tráfico urbano hace necesario tomar medidas especiales para garantizar la seguridad de todos los usuarios de la vía, sobre todo de los más vulnerables. Obviamente, saltarse las normas de circulación puede provocar un accidente. Sin embargo, hay un gesto aparentemente inofensivo que puede tener consecuencias fatales para ciclistas o motoristas. Nos referimos a la operación de abrir la puerta del coche.

Cuando el conductor o un ocupante trasero procede a salir del automóvil por el carril contiguo a la circulación sin comprobar si se aproxima alguien por atrás, se puede dar el caso de que el vehículo que se acerca no tenga suficiente tiempo de reacción para evitar la colisión. Y si se trata de un usuario que viaja sobre dos ruedas fácilmente acabará en el asfalto con alguna lesión de mayor o menor importancia.

Fuente: lavanguardia.com

No hay comentarios: