Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



lunes, 7 de julio de 2014

Alemania impondrá un peaje a los vehículos extranjeros

Esta medida entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2016

El ministro de Transportes alemán, Alexander Dobrindt, presentará hoy en Berlín el plan a través del cual los vehículos extranjeros deberán pagar un peaje al circular por las autopistas alemanas. Con esta medida esperan recaudar 625 millones de euros. Este nuevo peaje entrará en vigor el 1 de enero de 2016 y llevará el nombre de "Infrastrukturabgabe " (tasa de infraestructuras).

La cuantía para cada vehículo estará determinada por el tamaño y potencia de su motor, la modernidad del vehículo en cuestión y su nivel de contaminación. Cuando más grande, más viejo y menos respetuoso con el medio ambiente sea el vehículo, más tendrá que pagar.

Para organizar este complejo pago se extenderán tarjetas verdes, amarillas o rojas, dependiendo de esas características. La tarjeta de peaje más barata costará 10 euros y podrán adquirirse tarjetas para dos meses por 20 euros.

También habrá descuentos para tramos cortos y "única visita" que Dobrindt pretende presentar como "buenas noticias". Las tarjetas podrán comprarse en la red de gasolineras y a través de internet y, solo a través de estas ventas, Dobrindt calcula que conseguirá 2,5 millones de euros por legislatura que irán destinados al mantenimiento de carreteras.

Para los autobuses y otros vehículos de transporte de pasajeros se avecina un sobrecoste. Muchos los afectados por este nuevo impuesto viven en territorios colindantes pero que cruzan a diario la frontera alemana. Por ello, denuncian que se está restringiendo indirectamente la libertad de movimientos dentro de la Unión Europea.

Los países colindantes, especialmente Austria y Holanda, han mostrado su indignación ante este nuevo concepto de tráfico que discrimina a los extranjeros. Sin embargo, las protestas no hacen mella y Alemania impondrá su sistema de "viñetas".

La ministra de Transporte de Austria, Doris Bures, ha amenazado con demandar a Alemania ante el Tribunal Europeo de Justiciasi implanta un peaje que discrimine a los conductores extranjeros. Se calcula que unos 1,8 millones de austríacos quedarían afectadospor estas nuevas tasas.

Por su parte, la portavoz de la asociación de conductores holandeses, Mike Pinckaers, asegura que si Alemania implanta este peaje, otros países podrían hacer lo mismo "erosionando el espíritu europeo" ya que el lugar de libre flujo en el que se había convertido Europa se está viendo amenazado. (Información)

www.elmundo.es

No hay comentarios: