Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



jueves, 18 de septiembre de 2014

Las aseguradoras de vehículos sopesan subir los precios por el repunte de la siniestralidad

Mediadores y peritos estiman que en el primer trimestre de 2015 las cuotas aumentarán "de forma progresiva" para compensar la caída del 20% desde 2009

Seis años consecutivos llevaban las aseguradoras de la comunidad con una dinámica de guerra de precios para hacer frente a la "feroz" competencia. Los colegios de mediadores gallegos estiman que en este periodo las tarifas cayeron entre un 20% y un 30% y también en la misma proporción se redujo la recaudación por primas por parte de las compañías de seguros. Desde 2009 y debido a la crisis económica los conductores empezaron a usar menos sus vehículos "para no gastar tanto". La bajada de las ventas de automóviles y el menor uso del coche propiciados por la recesión conllevaron además una menor siniestralidad y, por tanto, un menor volumen de indemnizaciones por las compañías de seguros.

Fuentes del sector detectaron en este último año un cambio de tendencia al apreciar un mayor uso del coche y al mismo tiempo un repunte de la accidentalidad en Galicia con un 3,4% más de víctimas mortales en siniestros de tráfico en lo que va de año respecto al mismo periodo de 2013. Ambos factores hacen plantearse a las aseguradoras aplicar una subida "progresiva" de las cuotas que cobran a sus clientes. Peritos y mediadores gallegos estiman que esta medida se llevaría a cabo en el primer trimestre de 2015 siempre que se mantuviese esta tendencia y "no ocurra ningún hecho extraordinario" que haga replantarse la estrategia. Aún así, no sería hasta el cierre del año cuando una vez cerradas sus cuentas, las entidades decidan qué rumbo seguir para obtener rentabilidad.

Los expertos afirman que la caída de las primas fue más leve este año porque "ya habían tocado fondo y no hay más donde bajar los precios". Por eso ahora ven con el aumento de la accidentalidad la ocasión para realizar una subida generalizada de las tarifas y de esa forma "compensar las pérdidas que podían empezar a tener a partir de ahora". Y es que pese a la recesión en estos años -apuntan- el sector "aguantó bien la crisis" y "no ha habido grandes quiebras" pero ya en el último año las primas que se cobran por los recibos "no cubren los gastos de los siniestros que se producen".

Las entidades se enfrentarán además a partir de 2016 a una directiva europea denominada Solvencia IIque cambia las normas del seguro con el objetivo de reforzar esta industria y aumentar su rentabilidad al obligarles a dedicar una mayor parte de sus beneficios a reservas. Ese es otro de los motivos por el que las compañías pretenden aumentar las cuotas el año que viene.

A Coruña es la provincia española donde más bajó el precio del seguro de coche en el último semestre con un descenso del 12,4%, según un estudio del comparador Kelisto.es. Por el contrario, Pontevedra es la más cara para contratar en todas las modalidades. En concreto, el seguro a terceros en la provincia pontevedresa cuesta una media de 582 euros de prima anual, un 36 % más que la media nacional. Lo mismo ocurre con el seguro a terceros ampliado, que suele cubrir además las lunas, robos o intentos de robo e incendios en el vehículo, con 648 euros de media.

Los peritos afirman que tanto A Coruña como Pontevedra se encuentran entre las más caras de España por su elevada siniestralidad debido a la climatología y al "deficiente" estado de conservación de las carreteras. Ambas provincias suelen situarse además en las estadísticas mensuales de Tráfico como las provincias gallegas con más fallecidos en las carreteras. Pero en lo que va de año son las provincias del interior las que registran peores resultados. En Lugo, la cifra de víctimas mortales casi se cuadruplicó al pasar de las cinco contabilizadas entre enero y agosto de 2013 a las 18 de este ejercicio. Mientras, en Ourense casi se duplicó el número de fallecidos en siniestros de tráfico: un total de nueve frente a los cuatro del año pasado. Por el contrario, las provincias de A Coruña y Pontevedra cierran los primeros ocho meses del año con menos fallecidos que en 2013, un descenso del 41% en el primer caso y un 13% en el segundo.

Para los expertos la meteorología es clave en las cifras de siniestralidad como ocurrió -recuerdan- con los temporales de invierno. Ni siquiera en el verano los datos mejoraron y Galicia vivió un verano negro con 20 fallecidos entre julio y agosto frente a los 15 del año pasado. Con el fin de la época estival los peritos y mediadores creen que sería "raro" que la accidentalidad bajara de repente pero si eso pasase seguramente las compañías optarían por mantener los precios actuales. (Información)

www.laopinioncoruna.es

No hay comentarios: