Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



martes, 23 de septiembre de 2014

Médicos instan a tomar medidas para impedir que los jóvenes envíen mensajes de texto mientras conducen

Enviar mensajes de textomientras se conduce un automóvil estaría causando miles deaccidentes viales, en especial entre los adolescentes, y elColegio Estadounidense de Medicina Preventiva (ACPM, por susigla en inglés) insta a las autoridades, los médicos y lospadres a actuar.

Los autores de una nueva declaración de posición precisanque cuando los conductores principiantes utilizan el teléfonocelular para enviar mensajes de texto se cuadriplica el riesgode tener un accidente. Pero aseguran que leyes nuevas combinadascon la educación erradicarían ese riesgo innecesario.

"Me sorprendió que, dadas las cifras que tenemos, losriesgos sean estadísticamente similares o peores que los queregistramos en los conductores que manejan alcoholizados odrogados", dijo el doctor Kevin Sherin, director delDepartamento de Salud de Florida, Orange County, y autorprincipal de las recomendaciones que publica la revista AmericanJournal of Preventive Medicine.

El documento se concentra en los adolescentes porque envíanmensajes de texto o utilizan internet dos veces más que losadultos.

Un estudio reciente halló que los conductores con menos dedos años de experiencia al volante son ocho veces más propensosa chocar si utilizan un teléfono celular y siete veces máspropensos a colisionar si atienden un llamado (ver noticia deReuters Health del 1 de enero del 2014 en http://bit.ly/19F1LID).

El riesgo de chocar aumenta 3,9 veces si se envía o recibeun mensaje de texto o se utiliza internet al conducir. El 11 porciento de los conductores menores de 20 años que participaron deuna colisión vehicular fatal dijo que se había distraído y casiuno de cada cinco aseguró que la causa había sido el uso delteléfono celular.

Las distracciones provocaron el 17 por ciento de lascolisiones vehiculares del 2011 y 3.331 muertes, según informala Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en lasCarreteras. El uso del teléfono celular tuvo que ver en el 12por ciento de esas muertes.

"Vi a mis propios hijos enviar mensajes de texto mientrasconducen (...) a pesar de mis advertencias de seguridad y misconocimientos especiales sobre salud pública, medicinapreventiva y seguridad pública", dijo Sherin. Sus hijos ahoratienen entre 20 y 30 años.

"Por eso me interesa (modificar) las políticas estaduales ynacionales", dijo Sherin, quien también es docente de laFacultad de Medicina de Florida State University y de Universityof Central Florida, Tallahassee.

La declaración de posición incluye recomendaciones como laprohibición estadual de enviar mensajes de texto al conducir, larealización de campañas públicas sobre los peligros, el aumentode las penas por violar las normas y la educación de los futurosconductores cuando solicitan la licencia.

Los médicos de atención primaria y los padres deberíanexplicarles a los adolescentes de 15 años en adelante lospeligros de enviar mensajes de texto al conducir.

Los autores consideran que se necesitan más estudios sobreel papel de los mensajes de texto en la distracción al volante ysobre las herramientas educativas y las campañas públicas másefectivas, como así también sobre cómo orientar mejor a lospadres.

La Asociación de Gobernadores para la Seguridad en lasCarreteras informa que 14 estados prohibieron el uso delteléfono celular sin un sistema de manos libres, que 38 estadosy la ciudad de Washington prohíbe su uso a los conductoresprincipiantes, que 20 estados y la ciudad de Washington extiendeesa prohibición a los conductores del transporte escolar y que44 estados prohibieron el envío de mensajes de texto alconducir.

Algunos estados les aplican a los infractores leyesprimarias y, otros, leyes secundarias.

La doctora Linda Hill, profesora del Departamento deMedicina de Familia y Preventiva de University of California,San Diego, coincide con las recomendaciones, pero opina quedeberían haberse ampliado a los peligros del uso de la telefoníacelular en general, con o sin un sistema de manos libres.

Hill no participó de las recomendaciones, pero es miembro dela ACPM. Señaló también que sería importante que los empleadorestomen medidas porque siempre esperan que sus empleados respondansus llamadas, aun mientras conducen.

En una encuesta del 2011-2012 a 5.000 estudiantesuniversitarios de California, Hill halló que el 90 por cientoenviaba mensajes de texto y que el 90 por ciento hablaba porteléfono mientras conducían. El 50 por ciento enviaba mensajesde texto mientras conducía en las autopistas. (Información)

FUENTE: American Journal of Preventive Medicine, online 10de septiembre del 2014.
www.eleconomista.es



No hay comentarios: