Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



domingo, 14 de junio de 2015

El Gobierno niega el indulto a la conductora que causó dos muertos

El Gobierno ha denegado el indulto a la conductora de 22 años que causó dos muertos y un herido en la Avenida Blasco Ibáñez de Valencia en noviembre de 2010, según consta en la resolución que recoge la decisión adoptada por el Consejo de Ministros el 24 de abril. La joven fue condenada el año pasado por un juzgado a tres años de prisión, pena que luego ratificó la Audiencia de Valencia.

Recientemente el Ejecutivo ha denegado el indulto requerido por la joven, B.G.S., quien el día del accidente se saltó varios semáforos en rojo y circulaba a 94,35 km/hora donde el límite era 50. En ningún momento del juicio, ni previamente, se dirigió a los familiares de las víctimas para disculparse.

La joven fue condenada por un juzgado -que le reprochó la "absoluta falta de empatía" hacia las familias de las víctimas- a la pena de tres años de cárcel por un delito de seguridad vial en concurso con dos delitos de homicidio por imprudencia grave, y por un delito de lesiones por imprudencia grave. La acusada recurrió, y en septiembre de 2014 la Audiencia ratificó la condena.

Tras la resolución en firme de la Audiencia, la joven solicitó al juzgado que se le suspendiera el ingreso en prisión hasta que el Gobierno se pronunciara sobre el requerimiento de indulto. Sin embargo, el juez lo rechazó y ordenó que fuera a la cárcel mientras se tramitaba la medida de gracia. El pasado mes de marzo, la Audiencia comunicó a la joven su inminente ingreso en prisión.

Los hechos se remontan al 16 de noviembre de 2010, cuando la condenada, "con olvido de las más elementales normas de cuidado y atención a la conducción" y circulando a velocidad excesiva rebasó en fase roja hasta tres semáforos hasta llegar al cruce en el que colisionó con el vehículo en el que viajaban las víctimas, tras sobrepasar de nuevo otro semáforo.

En ese momento, la acusada circulaba a una velocidad no inferior a los 94,35 km/hora y embistió el coche en el que circulaban tres personas. Como consecuencia del mismo, dos de ellos fallecieron y el tercero resultó herido con diferentes lesiones.

Tras el siniestro, se le practicó a la joven la prueba de alcoholemia, que dio como resultado 0,35 mg de alcohol por litro de aire espirado --cuando lo permitido para su caso eran 0,15, ya que se trataba de una conductora novel--. Consumió dos cervezas entre las 22.30 y las 23 horas, sin que se haya acreditado suficientemente que condujera con sus capacidades psicofísicas disminuidas por el alcohol ingerido. (Información)

www.elpais.es

No hay comentarios: