Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



miércoles, 14 de octubre de 2015

Navarra: Los examinadores del carné de conducir mantienen sus paros y bloquean los exámenes

Las autoescuelas se han manifestado en Pamplona en protesta por la situación y el retraso para examinarse

Más de 45.000 pruebas prácticas de conducir se han suspendido, unas 1.500 podrían ser en Navarra, desde el 14 de septiembre por los paros de los examinadores, un colectivo que ha decidido endurecer su protesta para pedir más seguridad a la Dirección General de Tráfico (DGT), que ha reiterado su disposición a negociar.

Las autoescuelas de Navarra se manifestaron ayer por las calles de Pamplona en protesta por esta situación, que bloquea el acceso a los exámenes de cientos de alumnos.

Los examinadores han anunciado también la convocatoria de una huelga de 24 horas para el 21 de este mes, una jornada en la que también se llevará a cabo una concentración ante la sede central de Tráfico, en Madrid.

Ocho en 2014 y quince en lo que va de año son las cifras que ambas partes, administración y sindicato, han ofrecido como ejemplo de las agresiones más gravesque han sufrido los examinadores por parte de aspirantes que no ha asumido con deportividad el suspenso, a las que hay que sumar numerosas amenazas verbales e insultos.

La protesta del colectivo -unos 700 en toda España, aunque 550 en activo- está generando, a juicio de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), un "caos" en los exámenes, por lo que ha hecho un llamamiento a las partes para que se pongan de acuerdo, negocien y lleguen a una solución que permita realizar con normalidad los dos millones de pruebas que se hacen en España anualmente.

Y si el CSI-F ha reprochado a la DGT su falta de respuesta a las reivindicaciones de los examinadores, el secretario general de este organismo, Cristóbal Cremades, les ha recordado que Tráfico ya les hizo una propuesta el pasado 22 de septiembre y ha recibido "la callada por respuesta".

Los examinadores quieren, entre otras medidas, que puedan informar a los alumnos del resultado del examen "en diferido", como se hace en Francia y otros países, y en un lugar seguro que no sea dentro del vehículo en el que realizan la prueba.

Cremades, ha negado que el protocolo exija dar el resultado al alumno dentro del coche. Por el contrario, especifica que se le debe dar a conocer fuera del vehículo y en presencia de su profesor de autoescuela.

Según el alto cargo de la DGT, este organismo ha ofrecido a los sindicatos dos medidas destinadas a la seguridad de los examinadores: determinar lugares seguros en cada jefatura para la entrega de los resultados y la puesta en marcha de actuaciones excepcionales cuando se tengan indicios o sospechas de riesgo para el examinador. De momento, no ha habido respuesta.

Ha dicho también que ya existe desde 2010 un protocolo de actuación por las agresiones y que desde la DGT se ha instado al fiscal para que acuse, lo que ya se ha producido en algunas ocasiones con el resultado de varias condenas.

Además, Tráfico ha mantenido conversaciones con la Confederación de Autoescuelas para que los profesores avisen si alguno de los alumnos muestra algún signo de agresividad, chulería u otro indicio que pueda hacer sospechar la posibilidad de agresión para que el resultado de su examen se le dé a conocer de otra manera.

No hay duda, ha dicho, de que la DGT quiere erradicar las agresiones, pero Cremades cree que no se debe criminalizar a todos los aspirantes, ya que el número de agresiones es muy bajo respecto a los dos millones de pruebas que se realizan al año.

De todos modos, tal y como ha señalado el examinador Manuel de Santiago, las agresiones han aumentado desde el inicio de la crisis.

La pérdida de valores, la situación económica, el coste de las clases o la necesidad de contar con el carné para encontrar un puesto de trabajo son algunas de las razones que podrían explicar esas agresiones, que en su mayoría se producen en zonas aisladas, polígonos industriales o caminos alejados de las ciudades.

Fuera ya de esta problema, los examinadores demandan también un aumento de entre un 10 y un 15 por ciento de la plantilla, que, según el CSI-F se ha reducido en un tercio desde 2009, y una subida de sus retribuciones.

Sobre este último aspecto, el responsable de la DGT ha recordado a Efe que Tráfico ya entregó a Hacienda el pasado 10 de julio, antes de que se convocara la huelga, una propuesta de incremento de retribuciones, pero todavía no ha obtenido respuesta. (Información)

www.navarra.com

No hay comentarios: