Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



jueves, 11 de diciembre de 2014

Seis meses de cárcel por intentar sobornar a unos guardias civiles

Un marroquí cuyo nombre responde a las iniciales M.L., que fue parado en un control rutinario de la Guardia Civil en Alcorisa, tendrá que hacer frente a una pena de 6 meses de prisión por cohecho después de que en septiembre del año pasado intentara sobornar a dos agentes para eludir el pago de una multa de tráfico. Aunque el acusado insistió ayer en que se malinterpretó un gesto que hizo con el dinero que llevaba encima, ya que alega que apenas habla español a pesar de llevar alrededor de ocho años residiendo en España, aceptó un acuerdo de conformidad con la Fiscalía reconociendo los hechos delictivos que se le imputaban.

En un principio el ministerio público había solicitado una pena de 3 años y 6 meses de prisión por un delito de cohecho. En estos casos el Código Penal refleja penas igual de elevadas para quien intenta sobornar a un funcionario público que para quienes delinquen desde la propia Administración.

En el caso que llegó ayer a la Audiencia Provincial, aunque no hubo vista oral puesto que el ministerio público y la defensa alcanzaron un acuerdo previo, el acusado intentó ofrecer dinero a los agentes de la autoridad para evitar el pago de varias multas de tráfico por distintas infracciones que había cometido.

Las versiones entre los guardias civiles de Tráfico que intervinieron y el imputado discrepan, como pusieron de manifiesto tanto la Fiscalía como el abogado de la defensa. Según la primera versión, de acuerdo con el testimonio de los agentes, el acusado sacó un fajo de billetes y ofreció a cada guardia civil dos billetes de 50 euros.

El letrado de la defensa explicó, en cambio, que el imputado lo que pretendió decirles es que el dinero que llevaba era prestado para poder ir a Marruecos y que estaba en una situación económica mala. Precisamente, cuando cometió las infracciones se dirigía de camino a su país con una furgoneta pequeña sobrecargada.

Entre las irregularidades cometidas, además del exceso de carga que llevaba, el inmigrante no había permutado su carné de conducir de Marruecos por el de España, a pesar de ser necesario después de llevar seis meses residiendo en el país, y no había puesto las luces reglamentarias. (Seguir leyendo)




www.diariodeteruel.es

No hay comentarios: