Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



lunes, 7 de marzo de 2016

El primer coche sin llave está en camino (y su seguridad depende de un móvil)


app cochePrimero fueron los mandos que nos permitían abrir el vehículo a distancia pulsando un botón, hoy en día algo habitual en casi todos los coches. Después llegaron los sistemas ‘keyless’ (sin llave): ya ni siquiera tienes que sacar el mando del bolsillo porque se comunica con el automóvil y permite que abras la puerta y arranques el motor pulsando botones en el tirador y el salpicadero. Casi todas las marcas ofrecen ya esta tecnología, aunque sobre todo se encuentra disponible en modelos de alta gama o como prestación adicional por la que aún se paga aparte.


¿Qué será lo siguiente? Ya está claro: los coches sin llave ni mando que se abren desde una app instalada en el teléfono móvil. Aprovechando el Mobile World Congress de Barcelona, Volvo ha anunciado que pondrá en circulación la primera línea de vehículos de estas características en 2017, aunque las pruebas comenzarán este mismo año con la flota de la empresa de transporte colaborativo Sunfleet en el aeropuerto de Gotemburgo (Suecia).

Aunque hay algún que otro proyecto similar en marcha (los vehículos de Tesla se pueden abrir con una app si se extravía la llave, por ejemplo), este es el primero con fecha de lanzamiento estimada y que pretende prescindir completamente del objeto físico.

Tal y como se ha demostrado en la feria y puede comprobarse en los vídeos promocionales, la aplicación de Volvo, que estará disponible para los tres principales sistemas operativos (Android, iOS y Windows Phone), será capaz de hacer desde el smartphone, gracias a la tecnología Bluetooth, todo lo que hoy se puede hacer con el mando o la llave, desde abrir y cerrar las puertas hasta encender y apagar el motor.

Las ventajas de un vehículo que se abre desde el móvil son evidentes en lo que respecta a la comodidad. Además, aplicaciones de este tipo funcionarán más como un llavero que como una llave, permitiendo controlar más de un coche, algo idóneo para el alquiler, las familias que poseen varios vehículos o cualquiera que coja prestado alguna vez el automóvil de un amigo o compañero de trabajo.

Sin embargo, como sucede cada vez que un avance tecnológico sitúa la responsabilidad en manos de un teléfono, el debate sobre laseguridad está sobre la mesa. La pregunta del millón es justo la que ya te has formulado: ¿los coches sin llave serán más o menos complicados de robar?

No hay que irse muy lejos en busca de respuesta. A día de hoy, los mecanismos que permiten abrir el coche sin sacar la llave del bolsillo plantean interrogantes parecidos (como también los viejos mandos, presentes en nuestras vidas desde los años 90, tuvieron su ración de polémica). Tanto las autoridades policiales como investigadores independientes llevan varios años alertando sobre el uso creciente de herramientas informáticas para robar vehículos con este tipo de sistemas.

Lamentablemente, las formas de atacar un automóvil ‘keyless’ son variadas: aparatos concebidos para aprovechar vulnerabilidades y sustituir al mando, amplificadores de señal que hacen que tu propia llave abra el vehículo desde mucho más lejos de lo habitual, bloqueadores de señal que impiden que cierres el coche antes de irte… Por no hablar de la alarmante cantidad de gente que confiesa no pulsar siempre el botón de apagado antes de abandonar el automóvil.

A la luz de estos datos, ceder el control de la apertura y el arranque a un teléfono móvil podría parecer una temeridad que agrava el problema, pero no debemos olvidar algo que suelen recordar los expertos: “De lejos, la forma más habitual de robar coches es que los ladrones se cuelen en las casas y se lleven las llaves. Todavía son el eslabón más débil de la cadena de seguridad del vehículo. Si alguien tiene tus llaves, tiene tu automóvil”.

¿Seguro que una aplicación es mala idea?

Fuente: Panda Security News

No hay comentarios: