Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



lunes, 7 de marzo de 2016

Más de 1.800 niños, detenidos por conducir

No es un delito que vaya al alza, pero continúa suponiendo un problema. Hasta el punto de que al menos cinco menores son arrestados cada día por cometerlo. Según la última Memoria de la Fiscalía General del Estado, con datos correspondientes a 2014, 1.831 adolescentes fueron detenidos por «conducción sin permiso». A pesar de que la cifra supone un aumento del 1,16% respecto al año anterior –1.810 detenidos en 2013–, la Fiscalía especifica que el número de estas infracciones «han descendido aproximadamente un 50%» desde 2009 «a partir de las medidas –sobre todo extrajudiciales– impuestas a los menores, con el consiguiente efecto de prevención general y especial».

En todo caso, se trata del delito más frecuente en el que incurren los menores en lo que respecta a la seguridad vial. Por conducción etílica o por estar bajo la influencia de las drogas, se abrieron 35 causas –número muy inferior a las 109 de 2013–, mientras que por conducción temeraria se experimento un ascenso de casi el 18% hasta alcanzar las 224. En cuanto a las condenas, el Instituto Nacional de Estadística (INE) refleja que 931 menores –887 varones y 44 mujeres– fueron castigados por delitos relacionados con la seguridad vial, aunque sin especificar la infracción. La cifra es ligeramente inferior a la del año anterior, cuando se dictaron 1.035 sentencias.

Cuatro años mínimo

¿A qué pena se podría enfrentar el joven de 17 años que, presuntamente, conducía el vehículo que arrolló al agente José Antonio Pérez? Ayer mismo el juez decretó su ingreso en un centro de internamiento, pero habrá que esperar para conocer la condena. «En el caso de los menores no hablamos de penas, sino de medidas. No se busca el castigo, sino lo que es mejor para él», explica a este diario César López, abogado penalista experto en menores. «Tras la medida cautelar del centro de internamiento, ahora tendrá que haber una valoración del equipo técnico del juzgado de menores: fiscales, psicólogos, trabajadores sociales... para ver qué es lo más adecuado», añade. «En este caso, podría ser condenado por conducción temeraria con resultado de muerte. Estaríamos ante un homicidio que, como mínimo, le supondría una estancia de cuatro años en el centro de menores», explica el abogado.

Fuente: La Razón




No hay comentarios: