Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



martes, 1 de marzo de 2016

La DGT admite que arrastra más de 300.000 multas sin cobrar en Jaén

La Dirección General de Tráfico tiene pendientes de cobro 309.715 multas impuestas a conductores en la provincia de Jaén. Son muchos millones que no se han ingresado en las arcas públicas. Y son muchísimas multas: en el año 2015, según un recuento provisional, se pusieron 67.980 multas en Jaén. El número de sanciones no cobradas que se arrastra -según datos oficiales facilitados por el Ministerio del Interior al portal de transparencia 'El BOE nuestro de cada día', de la Fundación Civio- son aproximadamente las multas totales impuestas en todo un lustro.

En España, según el portal, el número de multas pendientes de pago contabilizadas por la Dirección General de Tráfico supera los 20 millones. En una proporción similar a la de Jaén, esa cantidad supone cinco veces el número de sanciones de tráfico contabilizadas en el pasado año: a mediados de noviembre, fecha en la que la DGT ofreció la información, las multas contabilizadas por infracciones de tráfico en 2015 no alcanzaban los 4 millones. Estos datos no tienen en cuenta las sanciones formuladas en Euskadi y Cataluña.

Por territorios, el mayor número de impagos se da en Madrid (2.219.655 multas impagadas), Sevilla (1.170.395) y Málaga (1.145.331). Sin embargo, en el portal han establecido la relación entre las sanciones pendientes de pago por provincia con su parque de vehículos de 2014, Cuenca (494.350 multas impagadas) lidera este ranking proporcional. En este supuesto, cada vehículo conquense tiene de media 3 multas pendientes de pago. Le siguen Teruel, con 2,91 multas por automóvil, y Zamora, con 2,09. Jaén está en una posición media-baja de la tabla con un 0,7. Las que menos sanciones impagadas por vehículo tienen son Melilla (con 0,2 multas impagadas por automóvil), Baleares (0,48) o Madrid (0,52).

Fuentes consultadas en la Jefatura Provincial de Tráfico de Jaén, sin embargo, muestran su excepticismo con los datos oficiales de la DGT. Y lo rebaten con sus propios datos: hace varios días constaban en los ordenadores de Tráfico que 47.055 multas impuestas en 2015 estaban ya pagadas y liquidadas. Son dos tercios del total. Y del resto, muchos miles aún estaban en plazo legal para pagar y otras estaban en proceso de recurso con los plazos aún abiertos. Por lo que el número de impagos reales es reducido.

Según datos recabados en el BOE por la Fundación Civio la auditoría de la DGT de 2013, publicada en octubre de 2014, admitía que el organismo arrastraba en aquel momento 549 millones de euros pendientes de cobro, de los cuales casi 100 millones habrían prescrito. Es necesario que transcurran 4 años para que la sanción administrativa caduque.

«Mientras los impagos se acumularon, la recaudación mediante nuevas multas ha ido en descenso: las administraciones públicas han pasado de cobrar 492 millones de euros en 2011 a 392 millones de euros en 2014, según respondió la Dirección General de Tráfico a las preguntas escritas de dos diputados. El Estado, además de recaudar menos año tras año -ha dejado de ingresar 100 millones de euros en 3 años-, es objeto de una importante morosidad mientras espera el cobro de 20 millones de multas», aseguran en Civio.

2,9 millones

En Jaén no hay datos oficiales de la recaudación a través de multas de tráfico desde hace tiempo. En septiembre de 2014 el entonces portavoz adjunto del PSOE en la Comisión de Presupuestos y adscrito a la Comisión de Hacienda en el Congreso de los Diputados, el cordobés Antonio Hurtado, criticó que «las multas a través de los radares» son ahora «el filón recaudatorio de Tráfico», hasta al punto de que, entre enero y julio de ese año se habían ingresado por este sistema 183 millones de euros a nivel nacional. En concreto, la mayor recaudación mayor entre las provincias andaluzas le correspondía a Sevilla, con 10,3 millones de euros; seguida de Málaga, con ocho millones; Cádiz, con 4,6 millones; Granada, con 4,1 millones, Córdoba, con 3,7 millones; Almería, con 3,1 millones, Jaén, con 2,9 millones, y Huelva, con 2,5 millones de euros. Las multas de tráfico suponen más de la mitad de las infracciones que se denuncian en la provincia.

El tiempo medio de pago de las multas que sí son abonadas varía según la provincia de la que se hable. Así, las administraciones melillenses tienen que esperar más de un año (401,8 días de media) para recibir el pago de las multas impuestas en su territorio. Ceuta, con 336,9 días de retraso medio, y Madrid, con 216,7 días de tiempo medio de pago, son otras de las provincias donde más tiempo transcurre hasta que las administraciones públicas cobran las sanciones de tráfico. En el otro extremo, pagan antes sus sanciones en Teruel (102,7 días de media), Palencia (104,4 días) y Lugo (105,9 días). Jaén, con 150,29 días de media, se sitúa de nuevo en la parte media de la tabla. Los almerienses, junto a los sevillanos (184,94), son los más perezosos de la comunidad autónoma andaluza a la hora de abonar una infracción en la ventanilla de la Jefatura Provincial de Tráfico.

En 2011 entró en funcionamiento el Centro Estatal de Tratamiento de Denuncias Automatizadas (Estrada) de la DGT, situado en León. Al año siguiente, los conductores que circularon por las carreteras de Castilla y León sufrieron en sus carnes -para ser más precisos, en sus carteras- la eficiencia de los radares gestionados por Estrada.

Así, en el conjunto del Estado, los radares controlados por Estrada registraron hasta el mes de noviembre de 2015 más de dos millones y medio de infracciones por velocidad en las carreteras españolas. Esta cifra supone el 64% de todas las sanciones contabilizadas por la Dirección General de Tráfico en 2015. El pasado año, el número de multas tramitadas por Estrada supuso el 51,6% de todas las sanciones emitidas.

Fuente: IDEAL

No hay comentarios: