Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



martes, 29 de marzo de 2016

Presidente Asociación Víctimas Accidentes DIA: "BASTA DE EDULCORAR LOS DRAMÁTICOS BALANCES DE FALLECIDOS EN CARRETERA”

El presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes DIA, Francisco Canes, pidió este martes a la Dirección General de Tráfico (DGT) que “deje de edulcorar” el incremento de la siniestralidad en Semana Santa achacándolo al accidente de autobús ocurrido en Tarragona, en el que fallecieron 13 personas.

Un total de 41 personas perdieron la vida en las carreteras españolas en 28 accidentes mortales durante la operación especial puesta en marcha en la Semana Santa por la DGT, lo que supone siete fallecidos más que en el mismo periodo vacacional del año pasado y la cifra más alta desde 2012. El dispositivo comenzó a las 15.00 horas del viernes 18 de marzo y concluyó a las 24.00 horas de ayer, día 28.

“Pedimos que se deje de edulcorar un balance tan trágico como el que nos hemos encontrado tras esta Semana Santa, con 41 personas que se han dejado la vida. El accidente de autocar de Tarragona no es un acontecimiento externo, sino que forma parte de la misma dinámica de siniestralidad vial que padecemos, no se debe tratar como una excepción”, señaló Canes.

DIA lamentó en un comunicado los datos definitivos de siniestralidad vial en la Semana Santa y sentenció: “Basta de edulcorar los dramáticos balances de fallecidos en carretera”.

Esta entidad indicó que los accidentes mortales se han reducido en un 15,1% desde el año pasado (al pasar de 33 a 28), pero precisó que “este dato deja de tener relevancia cuando la realidad es que la Semana Santa cierra con 41 personas que no van a volver a casa”, lo que supone un incremento del 24,2% en la cifra de víctimas mortales respecto a los 34 muertos del año pasado. 

DIA indicó que el Gobierno debe tomar “medidas reales para concienciar y formar a la población, elaborando políticas que realmente sancionen las imprudencias graves, pero que también eduquen y regulen las medidas de seguridad, como puede ser la obligatoriedad de abrocharse el cinturón de seguridad en los autocares”.

“No todo es meter miedo y generar odio con las multas, hay que concienciar, las administraciones se deben implicar. Que no sólo veamos a policías multando, sino también educando y ayudando a los conductores a cumplir. Y, por descontado, si el Estado no cumple sus obligaciones del mantenimiento de las carreteras no hay nada que hacer”, concluyó.

Fuente: Te Interesa

No hay comentarios: