Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



martes, 12 de abril de 2016

Carreteras sin semáforos: el sistema más rápido y menos caótico que propone el MIT

¿Es posible que en el futuro el tráfico rodado por carretera no precise de semáforos para mantener el orden y evitar el caos viario? Eso es lo que está sometiendo a examen el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), a partir de la tecnología de los coches conectados.

Los semáforos son, junto con la congestión del tráfico, una de las mayores causas de la ralentización del transporte en automóvil, y por eso el MIT investiga la forma en que estos dispositivos desparezcan de las carreteras en el futuro sin que su ausencia suponga el imperio del caos en ellas.

El equipo del Senseable City Lab está trabajando en un concepto de red de carreteras, al que han bautizado FriveWAVE, que prescinde de los semáforos garantizando mayores niveles de fluidez del tráfico y de seguridad.

¿Cómo? Gracias a la tecnología de coches conectados que cada vez incorporan más modelos (y que llegará a su culmen con la aparición de los automóviles autónomos), gracias a la cual los vehículos pueden comunicarse entre sí y con la propia red de carreteras en cualquier circunstancia.

De este modo, al aproximarse, por ejemplo, a un cruce, la red indicará al vehículo a qué carril debe moverse y a qué velocidad en función del destino y de la densidad de coches que circulen en torno a dicha intersección. Así, el sistema permite que ninguno de los vehículos que se disponen a atravesar el cruce coincidan en su camino y, de esta forma, se evitan las detenciones propias del semáforo que, actualmente, regularía el paso a uno y otro lado del nudo.

Tal y como se muestra en el vídeo, este sistema supondría reducir los tiempos en parado y, por tanto, los del desplazamiento, lo cual a su vez se traduciría en menos combustible gastado y menos emisiones lanzadas a la atmósfera. Además, el buen funcionamiento de la tecnología garantizaría cero accidentes, abriendo un nuevo escenario de seguridad vial.

Pero para llegar a ese punto que proponen los científicos del MIT, antes será necesario rediseñar íntegramente la red de carreteras y el urbanismo de las ciudades, además de que todos los vehículos sean inteligentes, por lo que se trata de un concepto que en ningún caso se pondría en marcha antes de que transcurran dos décadas.

Fuente: www.eleconomista.es

No hay comentarios: