Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



sábado, 23 de abril de 2016

Investigan al marido de la directora de la DGT por un ensayo con muertos

Una juez le ha citado por la presunta falsificación de los documentos de cuatro cadáveres usados en una investigación

Un juzgado que investiga la presunta falsificación de la documentación de los cadáveres utilizados para una investigación de tráfico en un laboratorio de Motorland, en Alcañiz, acaba de llamar a declarar en calidad de investigado a Francisco López Valdés, el marido de la directora general de Tráfico, María Seguí.

Como los cuatro cadáveres que se utilizaron por investigadores en Aragón procedían de donaciones a la Universidad de Castilla-La Mancha, un juzgado de instrucción de Albacete ha recibido al final la denuncia interpuesta en Zaragoza. La juez instructora, Almudena de la Rosa, remitió hace unos días un exhorto al Juzgado Decano de Zaragoza para que se reciba declaración del ingeniero López Valdés y además se amplíe el testimonio del denunciante, el director de la investigación, Juan José Alba, en los extremos que ha solicitado el ministerio fiscal.

La juez ha solicitado que, además de declarar respecto a los documentos firmados sobre la recepción y custodia de los cadáveres donados por sus familias, se le tiene que realizar una prueba caligráfica con su escritura, tal como pide el fiscal.

Prueba pericial

Un perito caligráfico concluyó en Zaragoza que las firmas de los documentos presentados por el denunciante sobre los cadáveres fueron falsificadas porque aunque se atribuían a Juan José Alba López se probó que no era su letra. Se trataba de documentos sobre la solicitud y la autorización sanitaria del traslado de los cadáveres desde la Universidad Castilla-La Mancha hasta Alcañiz (Teruel).

La juez instructora ha citado también como testigo al médico Ricardo Insausti Serrano, que es el que recibió en total los siete cadáveres de personas, que tenían entre 35 y 93 años, donados por sus familias para la ciencia. Procedían de Albacete, Madrid y Valencia. En la providencia dictada por la magistrada precisa que llama al facultativo como testigo "toda vez que no existen indicios para imputarle delito en este momento procesal".


Asimismo, la diligencia judicial incluye que la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha remita los originales de los documentos sobre la donación de los cadáveres de las familias y la posterior entrega de los mismos al laboratorio de Motorland para el ensayo para prevenir lesiones producidas en accidentes de tráfico. Así pueden compararlos con los aportados por el denunciante.

El cese del director

Esta denuncia proviene del cese de Juan José Alba, el director de la investigación del laboratorio que contrató como ayudante a Francisco López Valdés, ingeniero industrial y premio Marie Curie. Alba consideró que el apartarle en 2014 del proyecto BioAdvance de la Universidad de Zaragoza, el primero en España donde se utilizaban cadáveres para un ensayo, fue la consecuencia de querer prescindir por desavenencias del marido de la directora general de Tráfico, María Seguí.

Alba ha informado de todo el proceso al ex rector Manuel López, a quien ha denunciado junto al director del I3A, Ignacio Garcés de Gregorio.

Fuente: Heraldo de Aragón


No hay comentarios: