Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



jueves, 28 de abril de 2016

Tráfico, por una vez, no apunta solamente al conductor

- Pondrá en marcha siete medidas para reducir la siniestralidad vinculada a las carreteras secundarias, los motoristas, los peatones y las furgonetas

- Gastará en ello 7,2 millones

El ministro del Interior, Jorge Fernández, ha anunciado esta mañana un paquete con siete medidas que buscan reducir el número de fallecidos en accidentes de tráfico. Se centrarán en las carreteras convencionales, donde se registraron el 81% de los fallecidos en carretera en 2015; los peatones; los motoristas (hubo 49 muertos más en este grupo) y las furgonetas. Este último es el tercer vehículo más implicado en los accidentes mortales, especialmente en los laborales como el último que se ha cobrado cinco muertes en Lorca (Murcia).

El objetivo principal de este plan es "evitar las colisiones frontales y salidas de la vía en carreteras secundarias". Las iniciativas, que por una vez no apuntan directamente al conductor, empezarán a aplicarse ya y quedarán culminadas en unos meses. El presupuesto para su ejecución asciende a 7,2 millones de euros.

Conviene recordar que, desde comienzos de año, Tráfico (y el Ministerio del Interior) han visto como el número de fallecidos -siempre datos provisionales y en carretera- se mantiene de forma consistente por encima de los datos de hace un año. Así ha sido mes a mes y en abril ha vuelto a ocurrir aunque todavía restan algunos días en el calendario.

Los datos oficiales de la propia DGT contabilizan 349 fallecidos hasta el pasado martes, lo que supone 36 más que en el mismo periodo de 2015. Y aunque el acumulado del mes ese día era de 76 víctimas mortales, las mismas que en todo abril del año pasado, desde entonces se han producido al menos tres siniestros con otras tantos fallecidos.

Estas son las siete medidas que empezarán a aplicarse de forma inmediata.

1. Bandas rugosas

Instalación de bandas sonoras dispuestas longitudinalmente, en sentido de la marcha, tanto en los arcenes como en el eje central de la calzada que delimita la separación de carriles, con el objetivo de evitar salidas de vía o colisiones frontales por desplazamiento al carril contrario.

Esta medida se implementaría en 3.000 kilómetros de tramos calificados como especialmente peligrosos que han sido identificados por la DGT.

Para la instalación de las bandas rugosas, la DGT establece un plazo de cinco meses, en colaboración de los titulares de la vía y un presupuesto de 5 millones de euros.

Diversas investigaciones determinan que la ejecución de esta medida reduce un 29% los accidentes por colisión frontal (Aalborg University) y podría disminuir el número de fallecidos en un 67% en carreteras convencionales, según datos del Ministerio de Transportes de Estados Unidos. En 2015, fallecieron 217 personas por colisiones frontales y otras 363 por salidas de la vía.

2. Limitar las zonas de adelantamiento en determinadas carreteras convencionales

Consiste en limitar el adelantamiento en tramos de concentración de accidentes causados por la realización de esta maniobra. La implantación de la doble línea continua se reforzaría con líneas más anchas y balizadas cuando fuera posible.

El ministro del Interior ha explicado que esta intervención está prevista realizarla -previa colaboración con los titulares de la vía- en un plazo de 5 meses, en un total de 1.000 kilómetros y con un presupuesto estimado de 1 millón de euros. Con la puesta en marcha de esta medida, la reducción estimada es de 20 fallecidos al año. En 2015, 217 personas fallecieron por colisiones frontales.

3. Tratamiento de intersecciones peligrosas

El cruce al mismo nivel de vehículos con trayectorias diferentes es una de las maniobras más peligrosas que se producen en las vías convencionales. El año pasado, el 20% de los accidentes con víctimas ocurrió en este tipo de intersecciones en vía convencional. En 2015, 134 personas fallecieron por colisiones frontolaterales, propias de este tipo de intersecciones.

Jorge Fernández Díaz ha detallado que la acción a ejecutar, en colaboración con los titulares de las vías, consiste en la instalación de un sistema de señalización dinámica preventiva (luminosa) de la presencia de vehículos en 40 cruces y la ordenación y/o regulación del tráfico desde el punto de vista de la seguridad vial, por encima de la capacidad de la vía.

El ministro ha señalado que, para la ejecución de esta medida, se ha presupuestado un millón de euros y se estima que se evitarían 20 muertes cada año.
4. Señal de tramos de peatones

Se instalará en tramos muy frecuentados por peatones señales de peligro de peatones tipo P-20 (ver fotografía) con 3 balizas luminosas instaladas en sus esquinas y dotadas de pulsador para que el peatón las accione y avise al resto de usuarios de la carretera del tránsito de peatones.

Con esta medida, se podría reducir en 10 el número de víctimas mortales entre los peatones. En 2015, un total de 113 peatones perdieron la vida atropellados en vías interurbanas.

Fernández Díaz ha afirmado que actualmente se está ejecutando esta medida en pasos de peatones ubicados en travesías o vías interurbanas del Camino de Santiago, "pero la idea es extenderlo a otras zonas e instalar 100 señales en los 50 tramos con mayor número de atropellos en los próximos 7 meses, en colaboración con asociaciones y el informe favorable del Consejo Superior de Seguridad Vial".

El presupuesto destinado para esta acción sería de 100.000 euros.

5. Vigilancia y control de grandes excesos de velocidad nocturnos. Tráfico fronterizo y furgonetas de reparto

En este punto, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha explicado que la puesta en marcha de esta acción se basa en la planificación continuada de varios controles de velocidad mensuales en horario nocturno, en las rutas frecuentadas por este tipo de vehículos.

Fernández Díaz ha detallado que "en estos controles, se les pararía, se les identificaría y se les efectuaría controles integrales a los conductores de estos vehículos con la realización de pruebas de alcohol y drogas, documentación (permiso de conducción, seguro, ITV)".

El presupuesto estimado para esta acción es de 30.000 euros y la reducción prevista es de 10 fallecidos menos al año en este tipo de vehículo. En 2015 se registraron 68 fallecidos en furgonetas.

6. Vigilancia de la velocidad y la distancia de seguridad entre vehículos en autovías y autopistas

El ministro del Interior ha anunciado que se va a intensificar la vigilancia de la distancia de seguridad entre vehículos desde los helicópteros, realizando vuelos a baja altura para que sean visibles por los conductores, serán señalizados en los paneles de las carreteras y se incrementarán en aquellas provincias con mayor accidentalidad.

El coste aproximado de esta medida es de 5.000 euros y la reducción prevista de fallecidos es de 10 personas al año.

En autopistas y autovías ha aumentado el número de fallecidos por alcances y colisiones múltiples, de 44 en 2014 a 54 en 2015.

7. Motocicletas

Finalmente, Jorge Fernández Díaz ha destacado que se intensificará la vigilancia en aquellas vías donde la accidentalidad de los motoristas es elevada, con controles integrales a los conductores de este tipo de vehículos.

Además, Fernández Díaz ha señalado que "se comprobará de forma especial que las motos que circulan por las carreteras, han pasado la correspondiente Inspección Técnica de Vehículos (ITV). En este sentido, el ministro ha recordado que "en los últimos meses, el 9% de las motos implicadas en accidentes con víctimas no llevaban la ITV pasada, porcentaje que se eleva al 15% cuando las motos tenían 20 años o más".

Fuente: www.elmundo.es

No hay comentarios: