Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



viernes, 1 de julio de 2016

José Miguel Báez, el magnate del carné por puntos

Un curso de renovación parcial de puntos cuesta 210 euros, 396 el total
En 10 años, el patrón de autoescuelas ha movido 142 millones


Su faraónica sede tiene aura de ministerio. Pasillos relucientes, amplias estancias y banderas de España por doquier. Nos encontramos en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, en el despacho de quien desde 1989 es presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), José Miguel Báez. Este hijo de un alférez del bando nacional luce sonrisa Profident. Ha querido vestir de gala para la ocasión. "Hay que guardar el respeto institucional, aunque haga este calor", resopla anudándose la corbata el señor que controla desde hace 10 años "el chiringuito del carné por puntos".

Así lo denuncian aquéllos que han intentado arrebatarle el poder durante estos años. Es la persona que decide, en colaboración con los otros miembros de su junta directiva, a qué 251 autoescuelas, de las 9.300 repartidas por toda España, les toca la lotería de dar los cursos de recuperación de puntos. Unos cursos que, por ejemplo, a una conocida autoescuela de Valencia le granjearon el año pasado unos beneficios de 430.000 euros brutos. En los 10 años que han pasado desde la instauración del carné por puntos, 503.291 conductores han pasado por caja para hacer un curso de renovación parcial (210 euros) o total (396 euros) de los puntos perdidos por infracciones, según datos facilitados por la DGT, lo que ha generado ingresos de más de 142 millones de euros brutos. Una cifra de la que CNAE ha recibido un 20% del precio abonado por cada asistente, por lo que ha ingresado en sus arcas más de 24 millones de euros brutos en una década (los primeros tres años renunciaron a ese porcentaje para ayudar a arrancar a los centros).

-¿Qué hacen con el dinero que perciben de los multados? -le preguntamos.

-Gastamos mucho dinero en publicidad, en empresas que inspeccionan a los centros, en ayudas a las autoescuelas, en fundaciones, ONG... No tenemos escondido el dinero en Panamá. Está en una cuenta en Tenerife y ahí está para cuando lo necesitemos -explica.

-¿Me puede detallar los ingresos y los gastos de la CNAE? En el gremio sospechan que usted se está enriqueciendo...

-No voy a darle esos datos. Nosotros invertimos mucho dinero en el tema del carné por puntos cuando nadie quería hacerlo y es justo que lo tengamos nosotros.

La DGT, en un concurso público, le concedió en 2006 a la CNAE la gestión de los cursos de recuperación de puntos. Sin embargo, en el último concurso la institución presidida por Báez perdió en 2015 dos de los cinco lotes (los territorios en los que dividen España) en favor de la UNED (Universidad de Educación a Distancia) y Pons Seguridad Vial (en la que es asesor Ramón Ledesma, entrevistado en la página anterior, quien como directivo de la DGT implantó el carné por puntos en 2006). La CNAE recurrió y, por ello, siguen manteniendo el control de todo el territorio nacional (incluyendo País Vasco y Cataluña que tienen las competencias transferidas) a la espera de que se pronuncie el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales.

Numerosas voces en el sector de las autoescuelas no entienden cómo la DGT no puso fin antes al "monopolio" de la CNAE. De hecho, la Comisión Nacional de Competencia recalcó en 2009 cómo con este modelo se estaba "restringiendo la competencia" y concentrándose estos cursos en las autoescuelas que forman parte del colectivo que se hace con la concesión del servicio. De hecho, varios miembros de la Junta Directiva de CNAE, el órgano que reparte los cursos de recuperación de puntos, son beneficiarios de concesiones, al igual que algunos de los presidentes de las asociaciones provinciales que han perpetuado en la presidencia de la CNAE a Báez durante 27 años. "Báez, además de eso, les da importantes dietas y por eso le votan en las asambleas", dice Julio Aparicio, director de AEOL, la editorial líder en formación vial.

Este sistema de designación "a dedo" lo denuncia la plataforma Recupera Puntos en Tu Autoescuela, liderada por Antonio Amado y que aglutina a más de 200 autoescuelas. "Queremos acabar con el monopolio de la CNAE y de su millonario negocio. No tiene sentido que adjudiquen los cursos por amiguismos", denuncia. Ante este malestar, Competencia le propuso al Gobierno que modificase este sistema de adjudicación y permitiese que pudieran impartirlos todos los centrosque acreditasen unos mínimos. El PP presentó en el Senado esta legislatura una enmienda para introducir los cambios propuestos por Competencia, pero lospopulares la retiraron sin motivo.

El sistema de elección de la CNAE ha levantado muchas suspicacias en el sector.Báez se defiende: "El 90% de las autoescuelas que tienen los cursos de recuperación de puntos son las mismas que se arriesgaron a invertir cuando nadie quería hacerlo".

-¿Y por qué han decidido revocarles las concesiones a ese 10% de autoescuelas?

-Por varios motivos, pero no tenemos que dar explicaciones a nadie. Como si digo que se los hemos quitado porque me da la gana.

-Le acusan de cobrar mordidas a cambio de mantener concesiones. Antonio Reyes,el ex dueño de la autoescuela tinerfeña Añaza, asegura a este periódico que usted le dejó sin cursos porque no quiso pagarle "35.000 euros en negro" como hacían otros centros.

-No es cierto.

-¿Cuánto cobra usted?

-Es en función de los actos que voy. Unos años más que otros. Fui tonto por no ponerme un sueldo estipulado.

-Le acusan de haber exigido un "impuesto revolucionario" a todos los centros que han querido optar a un curso de recuperación. Según los emails a los que hemos tenido acceso, la cantidad fue de 800 euros "a fondo perdido".

- Para que no nos acusasen de hacer dedazos contratamos a una empresa y a la universidad de León para que la selección fuese más rigurosa.

Fuente: El Mundo

No hay comentarios: