Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



sábado, 9 de julio de 2016

OK Diario: Tienen que echar a la jefa

La sucesión de informaciones en exclusiva que les ha ofrecido OKDIARIO sobre el amaño de concursos públicos en la Dirección General de Tráfico (DGT) han tenido un desenlace justo: la destitución de la subdirectora adjunta de Formación Vial, Marta Carrera. Las grabaciones difundidas en este medio digital han demostrado cómo esta mujer actuaba en connivencia con el presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), José Miguel Báez, con el que establecía previamente las condiciones para favorecer el cuasi monopolio de esta confederación a la hora de conceder los cursos obligatorios para poder recuperar los puntos perdidos en el carné de conducir. Una actividad que durante siete años de irregularidades generó 142 millones de euros de los que CNAE se quedó con la nada despreciable cantidad de 24 millones. El ministro Jorge Fernández Díaz ha actuado con diligencia a la hora de cesar a Carrera. Una decisión acertada que, sin embargo, no es suficiente.

El titular de Interior en funciones debería depurar responsabilidades más arriba, en la cúspide misma de este órgano dependiente de su ministerio. OKDIARIO ha publicado, con la base de pruebas documentales, que la propia CNAE pagó un viaje a Cancún (México) al marido de María Seguí, la directora general de la DGT. Además, también financió uno de sus proyectos como investigador en la Universidad de Zaragoza. Evidencias más que suficientes de que Seguí estaba al corriente de todo este entramado y que, por tanto, ha de dimitir o, en su defecto, ser cesada por Fernández Díaz. Durante casi una década, la DGT permitió que Báez hiciera de los cursos del carné por puntos su particular coto privado. CNAE llegó a cobrar, incluso, un impuesto revolucionario de 800 euros a las autoescuelas que concurrían con ellos al concurso por el mero hecho de asegurarles la concesión de los mismos. Una tenencia que sabían segura de antemano gracias a la ayuda directa de Marta Carrera y a la acción por omisión de la beneficiada indirecta María Seguí. La jefa de la DGT no puede seguir ni un minuto más en su cargo.

Fuente: OK Diario

No hay comentarios: