Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



miércoles, 20 de julio de 2016

María Seguí Gómez: una directora General bajo sospecha de tráfico de influencias

Con esta biografía, ni oficial ni autorizada, iniciamos una mini serie de 5 entregas sobre genovesas de alto standing que ocupan cargos públicos en puestos claves de las Administraciones y de las Instituciones donde el Gobierno de Rajoy las ha ido ubicando.

Como se ve hay de todo un poco. Menos y más conocidas. Todas ellas tienen en común que sus respectivos cónyuges, consortes, esposos, maridos, parejas y/o compañeros también han sido noticia no siempre para su tranquilidad y sosiego, si no más bien en la mayor parte de las ocasiones muy a su pesar.

Iniciamos la primera entrega con María Seguí Gómez, por el momento,directora General de Tráfico desde febrero del 2012. Sobre su trayectoria profesional nos remitimos a los 78 folios del CV que ella misma firma y que si bien en una primera lectura dan para mucho en una segunda se concluye que podría haber dicho lo mismo en poco más de 10.

Buenos avalistas morales, académicos y políticos.

De su biografía oficial que facilita el Ministerio del Interior, excepción de su trayectoria académica que es tratada con generosidad, apenas se facilitan otros datos de interés. Se informa que nace en Barcelona sin especificar fecha determinada aunque todo apunta que en la actualidad ronda la edad de 49 , tras nacer en el año1967. Es licenciada en Medicina. Está separada de su primer marido con el que tuvo una hija. Desde hace un par de años está casada con Francisco López Valdés.

Como ya dijimos en su momento en una primera crónica sobre la susodicha, allá por marzo del 2012, Seguí reúne satisfactoriamente las condiciones básicas para ocupar un puesto como Alto Cargo en los gobiernos de Rajoy.

De entrada es profesora titular en Facultad de Medicina de la Universidad que el Opus Dei tiene abierta en la Comunidad Foral de Navarra. Para un piadoso compulsivo como Jorge Fernández Díaz, este primer mérito ya sería más que suficiente para llevar su nombre al BOE ya que no hay mejor aval para el misericordioso Ministro del Interior que sus colaboradores tengan o hayan tenido su nómina material y espiritual dentro de la obra terrenal de Monseñor Escrivá de Balaguer.

Pero es que hete aquí que también cumple con creces la segunda condición que no es otra que estar avalada por uno de los suyos. Y en este cao que mejor que venir de la mano de la mismísima María Dolores Cospedal García, una amiga de las que ya no quedan, que en julio del 2011 ya la había nombrado Directora General de Salud Pública, Drogodependencia y Consumo del Gobierno de Castilla La Mancha.

Con estos cualificados mimbres morales y políticos, tomó posesión del cargo como Directora General de Tráfico el 6 de febrero del 2012. Y comenzó rematadamente mal en su estreno. Y es que no se le ocurrió nada mejor que en su discurso de toma de posesión calificar la gestión de su predecesor como de una buena "labor de marketing", sin tener en cuenta que durante los 7 años que su predecesor Pere Navarro estuvo en la DGT unas 12.000 personas salvaron su vida y más de 50.000 lograron que sus heridas no fueran graves.

Lo que mal comienza, mal acaba……

Pero como dice el refranero, “lo que mal comienza, mal acaba” y lejos de pedir disculpas por semejante disparate, un mes después remató la faena poniendo en cuestión la estadísticas de accidentes de tráfico que se venían recopilando desde hace años en España. Se limitó a sembrar dudas a sabiendas que sus predecesores, incluidos los del gobierno de Aznar, habían seguido la normativa que se recoge en la Base de Datos Internacional sobre Tránsito Vial y Accidente de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)

Una gestión manifiestamente mejorable

Hoy, tras más de 4 años al frente de la Dirección General de Tráfico, hemos conocido que durante la legislatura genovesa se ha producido un frenazo drástico en la reducción del número de muertos en siniestros de tráfico. Es decir, 1.688 en el 2015, las mismas que en 2014 y ocho más que en 2013. Y, además, durante el mandato de María Seguí se ha registrado, por primera vez en una década, un aumento de fallecidos en un año en comparación con el anterior.

¿Nepotismo y tráfico de influencias?
Pero no acaban aquí los problemas para la aún directora General de Tráfico. El pasado 12 de julio, el Ministerio del Interior se vio obligado a tomar una decisión inédita hasta este momento y hacerla publica a través de un Comunicado : investigar la adjudicación de contratos por parte de la DGT “en relación con las informaciones divulgadas por diversos medios de comunicación acerca de la regularidad de la financiación por parte de la Dirección General de Tráfico de proyectos de investigación en el área de tráfico, movilidad y seguridad realizados por el Instituto Universitario de Investigación en Ingeniería de Aragón de la Universidad de Zaragoza, y demás cuestiones suscitadas por estos hechos”.

Para los más despistados la traducción de lo que hay detrás de este escrito ministerial no es otra cosa que tratar de averiguar si María Seguí Gómez ha beneficiado con contratos públicos a Francisco López Valdés, su actual pareja. Se da feliz circunstancia que ambos coincidieron durante un tiempo como profesores-investigadores en la Universidad de Navarra. De momento, las informaciones que se han ido publicando en diferentes medios de comunicación sitúan al borde del precipicio a la pareja que dicho sea de paso no acaba de encontrar la más mínima dosis de solidaridad gubernamental que, al igual que en otros casos similares, se limitan a ganar tiempo y a mirar para otro lado. Y es que llueve sobre mojado.

Días antes, con grabaciones de por medio, en sintonía con la política de puertas abiertas que se siguen el Ministerio del Interior a la hora de conocer las conversaciones entre los Altos Cargos y todo tipo de interlocutores, se ha conocido el trajín telefónico que se traían la Subdirectora general adjunta de Formación Vial de la DGT y el presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE). La primera ha sido cesada por su supuesta implicación en un amaño del concurso público por el que se han adjudicado los cursos para recuperar los puntos del carné a la citada Confederación Nacional de Autoescuelas.

¿Actividades, bienes y rentas?

Por razones que solo podría explicar su protectora y amiga Cospedal, no está disponible, a pesar de ser obligatoria su publicación, su primera declaración de actividades, bienes y rentas cuando fue nombrada Alto Cargo de la Consejería de Sanidad del Gobierno genovés de Castilla La Mancha. 


Por tanto, solo están accesibles la declaración, también obligatoria, con motivo de su cese para ser nombrada Directora General de Tráfico y sus actuales retribuciones como DGT. Los datos más destacables son los siguientes.

1. A fecha de abril 2012 tenía una deuda viva entre prestamos hipotecarios y personales de 319.164,70€.

2. Sus ingresos retributivos en el año 2015, según el Portal de la Transparencia, ascendieron a 85.105,34€ brutos. En el 2014 y en el 2013 percibió la misma cantidad, 83.070,30 €. No hay información sobre sus salarios en especie ni tampoco se percibió algún tipo de ingresos como conferenciante.

3. Sus ingresos antes de ser nombrada Directora General de la Consejería de Sanidad ascendieron a 59.758€ netos. De los que 46.161,96€ lo fueron en concepto de profesora de la Universidad privada de Navarra y 13.596,04€como profesora visitante en una Universidad norteamericana.

4. Es propietaria al 100% de un inmueble de 265m útiles en un pueblo cercano a Pamplona. (Información)

Fuente: El Plural

No hay comentarios: