Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



domingo, 11 de septiembre de 2016

El 'camión Ikea', cerca de ser una realidad

El camión, diseñado para las zonas rurales de África, se puede ensamblar sin herramientas especiales en menos de 12 horas

El camión Ox es revolucionario de muchas formas. Desarrollado por la ONG caritativa inglesa Global Vehicle Trust (GVT), fundada por el filántropo Sir Torquil Norman, se trata del primer camión que puede ser enviado en una caja y ensamblado en el lugar, como si de un armario Ikea se tratase.

El diseño del Ox ('buey' en inglés) ha corrido a cargo del célebre diseñador de Fórmula 1 Gordon Murray, autor del McLaren F1 y de muchos coches ganadores entre los años 1973 y 1985. Una de sus mayores innovaciones es el Principio iStream, en el que se mezclan paneles (en este caso de contrachapado) con un chasis de acero tubular.

La idea detrás del Ox es sencilla y no es novedosa: crear un vehículo utilitario barato y robusto para que llegue a las zonas en desarrollo, especialmente el África rural. Volkswagen ya había diseñado el EA489 Basistransporter, conocido como el 'hormiga' en México, que se vendió de 1975 a 1979. Otros ejemplos de esta idea fueron el Africar o el FAF de Citroën.

En muchos aspectos, el Ox es esencialmente una revisión de estos principios: paneles planos, incluyendo la carrocería y los cristales para mantener la producción simple y barata; una capacidad todoterreno suficiente y flexibilidad tanto estructural como de uso.

Volkswagen EA489 Basistransporter, "Hormiga" de los años '70

Tras dos años y otros tantos millones de libras de inversión, ya han presentado los prototipos listos para conducir. Los resultados son excepcionales: en él se pueden sentar 13 personas; puede cargar ocho barriles de 200 litros; tres palés convencionales o una carga máxima de 2,2 toneladas. Y lo mejor de todo es que se puede montar, sin necesidad de conocimientos mecánicos o herramientas especiales, en menos de 12 horas.

En un contenedor de carga tradicional caben hasta seis camiones listos para ensamblar, incluyendo sus sendos motores y transmisiones. Y hablando de su propulsión, la elegida para el 'Camión Ikea' ha sido el barato y efectivo motor diésel de 2.2L de la furgoneta Ford Transit, que genera 100 caballos.

La tracción se ha mantenido en las ruedas delanteras para asegurar los costes reducidos. La tracción total traería beneficios marginales mientras complicaría innecesariamente la mecánica. Según Henry Labouchere, que lleva probándolo nueve meses en su granja de Norfolk, "lo hemos puesto a prueba en cualquier situación en la que usarías un Land Rover y siempre ha salido airoso".

De hecho, sus suspensiones independientes y su distancia libre al suelo le permiten enfrentarse a cualquier terreno e incluso vadear cuerpos de agua de 80 cm de profundidad. La cabina, tan austera como podría esperarse, tiene capacidad para tres personas, el conductor en el centro. Sorprendentemente, incluye aire acondicionado.

"Hemos tenido respuestas muy positivas de ONGs en África", afirmaba Torquil Norman, fundador de GVT. "El proyecto se trata de conseguir un cambio duradero en la vida de las personas".

Desde GVT dicen que su prioridad es conseguir los tres millones de libras que necesitan para que esté listo para producirse y enviarse; según sus cálculos, llegarán a su objetivo en dos años. Sólo queda esperar que incluyan la llave Allen.

Fuente: Expansión

No hay comentarios: