Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



jueves, 1 de septiembre de 2016

El verano deja 253 muertos en carretera, la cifra más alta desde 2012

El 78% fallecieron en carreteras secundarias y un 31% en tramos peligrosos

Un total de 253 personas fallecieron en accidentes de tráfico en las carreteras españolas durante los meses de julio y agosto, lo que supone 27 víctimas mortales más que en ese mismo periodo del año pasado (un 12% más) y la cifra más alta desde 2012. Las comunidades autónomas con aumento en el número de víctimas mortales este verano respecto al del año pasado son Comunidad Valenciana (+12), Baleares (+8), Aragón y Asturias (+5), Castilla-La Mancha y Comunidad de Madrid (+4), Galicia y Castilla y León (+3), Murcia (+2) y Extremadura y La Rioja (+1), según los datos provisionales proporcionados este jueves por la Dirección General de Tráfico (DGT), contabilizados a veinticuatro horas de los accidentes y referidos sólo a los siniestros en vías interurbanas.

Las cifras de la DGT indican que en julio murieron 123 personas y en agosto fallecieron otras 130. Se trata del verano más trágico en las carreteras desde 2012, cuando hubo 260 víctimas mortales. A partir de entonces, el número de fallecidos fue inferior al de este año: 233 en 2013, 220 en 2014 y 226 en 2015. Además, este periodo estival terminó con un aumento de la mortalidad en carretera por segundo año seguido, algo que no ocurre desde hace tres décadas, cuando en 1986 murieron 1.002 personas en accidentes de tráfico y en 1987 fallecieron 1.188. Poco después, los accidentes de tráfico tocaron techo en 1989, cuando se alcanzó la cifra de muertos más alta de la serie histórica (1.378).

El periodo más fructífero de descenso de la mortalidad veraniega abarca de 2003 a 2014, cuando la cifra de fallecidos en carretera pasó de 838 a 220, lo que supone una caída del 73,4%.

Carreteras secundarias

La mayoría de las víctimas mortales de este verano fallecieron en vías secundarias (78% del total de fallecidos) y ha aumentado el número de muertos entre los usuarios de bicicletas, motocicletas, turismos y camiones respecto a 2015. La edad media de los coches en los que se desplazaban las víctimas mortales fue de 13,4 años (superior a los 11,4 de los vehículos de las víctimas mortales en 2015). Un 31% de los muertos perdieron la vida en tramos peligrosos de vía secundaria identificados como tramos Invive (para especial vigilancia de la velocidad). Las salidas de la vía siguieron siendo el tipo de accidente más frecuente, con 103 víctimas mortales, por delante de las colisiones frontales (54), otros choques entre vehículos (51) y atropellos a peatones (22).

La franja de edad con el mayor número de fallecidos de tráfico durante este verano es el de 35 a 44 años (54 muertos), seguida de la de entre 45 y 54 años (46), si bien destaca el fallecimiento de 8 niños de menos de 15 años y de 26 jóvenes de 15 a 24 años. En cuanto a los accesorios de seguridad, un total de 28 de los fallecidos en automóvil (21% del total) y dos de los que viajaban en furgoneta no utilizaba el cinturón de seguridad en el momento del accidente. En el caso de los usuarios de motocicleta, dos de los 55 fallecidos no llevaban casco, al igual que uno de los seis ciclistas muertos.

La DGT indicó que durante los dos principales meses estivales hubo un mayor número de turistas (un 9,3% más en julio respecto a ese mismo mes de 2015) y un incremento del 4,6% en el número de desplazamientos de largo recorrido (de 81,1 del año pasado a 85 millones de 2016).

El número de accidentes mortales fue de 230, que son 29 más que en el verano anterior. Además, un total de 1.136 heridos necesitaron ingreso hospitalario. En concreto, en julio se produjeron 113 accidentes mortales, en los que fallecieron 123 personas (seis más que en julio del año pasado) y en agosto se registraron 117 accidentes, en los que perdieron la vida 130 personas (17 más).

Por otra parte, la DGT señaló que continuará promoviendo campañas y redoblando esfuerzos para intensificar las medidas de vigilancia sobre los principales factores de riesgo de producción de accidentes, como el consumo de alcohol o drogas, las distracciones, los excesos de velocidad, los adelantamientos antirreglamentarios, la distancia de seguridad, las prioridades de paso y la promoción y vigilancia de uso de los elementos de seguridad (casco, cinturón y sistemas de retención infantil).

Fuente: La Razón

No hay comentarios: