Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



miércoles, 18 de mayo de 2016

Cataluña: Interior plantea poder detener a conductores ebrios para que no conduzcan

La consellería de Interior ha planteado a la Fiscalía que se permita a los Mossos d'Esquadra y a las Policías Locales que puedan detener unas horas a conductores que circulen bajo los efectos del alcohol y las drogas para evitar que puedan conducir mientras supongan un peligro al volante.

Así lo ha indicado a Efe la directora del Servicio Catalán de Tráfico (SCT), Eugenia Doménech, que ha calificado de «desgracia infinita»el accidente en el que un conductor ebrio y drogado atropelló ayer mortalmente en Sant Julià de Llor i Bonmatía un niño de cuatro años y dejó herida grave a su madre, antes de darse a la fuga.

El conductor fue detenido posteriormente y hoy, tras tomar declaración al acusado, el titular del juzgado de instrucción número 3 de Santa Coloma de Farners (Girona) ha acordado la prórroga de su arresto, a la espera de que los Mossos d'Esquadra amplíen de manera «urgente» su atestado sobre el accidente, por lo que volverá a comparecer mañana.

Doménech ha indicado que durante el primer trimestre de este año en Cataluña un total de 1.778 conductores han dado positivo penal en controles de alcoholemia y drogas, por lo que ha pedido que, más allá de la respuesta penal, los conductores sean consciente del daño que pueden causar si son imprudentes al volante.

Además, durante el pasado año el 45% de los conductores fallecidos en accidente de tráfico en Cataluña habían tomado alcohol, drogas o medicamentos o una combinación de ambos, según recogen las autopsias practicadas a los cadáveres.

Ante esta situación, el SCT ha remitido ya al fiscal coordinador de la sala de seguridad vial de la Fiscalía General del Estado (FGE) una propuesta para que los Mossos y las Policías Locales catalanas tengan un margen más amplio para poder detener durante unas horas a personas que conducen bajo los efectos del alcohol o las drogas, para que no puedan ponerse al volante mientras no estén en condiciones.

Según Doménech, este tipo de detenciones se tendrían que dar «cuando exista la sospecha que puede haber continuidad en la conducta peligrosa o infractora», o cuando los antecedentes del conductor apuntan a que pueden suponer un «peligro evidente» al volante.

El SCT empezó a trabajar en esta propuesta a raíz del caso ocurrido a principios de año en Fornells de la Selva (Girona), cuando un conductor bebido y sin puntos en el carné sufrió un accidente y, pese a que se le inmovilizó el vehículo, volvió a cogerlo y causó otro siniestro que en este caso fue mortal, ya que causó la muerte de una joven al invadir el carril contrario y chocar frontalmente con su turismo.

www.abc.es

No hay comentarios: