Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



sábado, 7 de mayo de 2016

Manresa (Barcelona): Las autoescuelas creen que la propuesta de hacer el examen cada 8 días generará más esperas

En las pistas de conducción de la ciudad de Manresa se ​​hacen exámenes prácticos cada seis días hábiles, pero la Dirección General de Tráfico (DGT) está estudiando la posibilidad de que se hagan cada ocho días hábiles. Creen que de esta manera, aunque haya menos días de examen, más personas podrán hacer la prueba práctica para obtener el permiso de conducir a cada jornada. Es una cuestión que está sobre la mesa, pero que las autoescuelas  no ven con buenos ojos.

Para las autoescuelas, la medida podría alargar el tiempo de espera de los alumnos para ir al examen práctico si no se gestiona correctamente. Por este motivo piden que se estudie bien. Con el funcionamiento actual, en un periodo de 24 días, hay cuatro jornadas de examen. Si se hicieran cada ocho, en este mismo periodo de tiempo, habría tres.

Las autoescuelas hace años que reivindican que haya más examinadores en la provincia de Barcelona y recientemente han alertado de que ha aumentado el tiempo de espera para que los alumnos puedan hacer la prueba una vez se inscriben. Se tarda entre dos y tres semanas.

El representante en el Bages de la Federación de autoescuelas de Barcelona, ​​José Antonio Pérez, prefiere el funcionamiento actual, el de seis días, siempre que se dejen presentar por cada profesor tres alumnos. Los responsables de las autoescuelas expresaron hace un mes su malestar porque la DGT obligó cada autoescuela a inscribir dos alumnos por cada profesor. «Esa medida levantó recelos, pero es cierto que en las jornadas de examen que hemos hecho últimamente la DGT nos ha dejado presentar tres alumnos por cada docente», explica. De momento, no se ha alargado el tiempo de espera, tal como temían-, pero creen que la última propuesta de la DGT -de hacer el examen cada ocho días- podría agravar el problema. Las autoescuelas de la región central, según Pérez, desconfían, pero la federación aún debe estudiar las repercusiones. «Se podría asumir la iniciativa de la DGT si nos dejaran presentar más alumnos por cada profesor», añade.

Por su parte, el jefe provincial de la DGT en Barcelona, ​​Adrià Puigpelat, afirma que el objetivo es, precisamente, hacer más exámenes cada jornada. Está por ver, pero, si con la propuesta se consigue reducir la espera. «Creemos que así las personas que se examinan tendrán más tiempo para formarse», explica. Quita hierro a las semanas de espera de quienes quieren obtener el permiso de conducir y pone en duda que un suspendido «tenga que volver a presentar la semana siguiente, ya que tal vez necesita más tiempo para perfeccionar» y que en otros países, como Francia, el tiempo de espera puede ser de seis meses.

En estos momentos hay 79 examinadores en la provincia, pero las autoescuelas lo consideran insuficiente. El responsable de la DGT asegura que el ente ha sido afectado en cuanto a recursos humanos, como cualquier otra rama de la administración, desde que estalló la crisis económica. «En los últimos años hemos trabajado para tener más examinadores», afirma. De hecho, últimamente se han incorporado siete, aunque se han retirado cuatro. Puigpelat niega que haya un problema por falta de examinadores en la provincia de Barcelona. Cada uno hace una media de 13 pruebas prácticas por día.

El responsable barcelonés de la DGT dice que cualquier medida que se tome se debatirá con todo el sector.

Fuente: Regio7

No hay comentarios: