Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



miércoles, 27 de noviembre de 2013

Las gafas protegen al conductor contra el airbag en un accidente mortal

Las gafas con lentes de policarbonato, 12 veces más resistentes que las de cristal mineral, actúan de escudo protector contra posibles lesiones oculares en el caso de un accidente frontal severo en el que el conductor impacta contra el airbag.

Así se desprende de una prueba de impacto de un turismo contra un muro a 56 kilómetros por hora realizada por el RACE (Real Automóvil Club de España) y la Fundación Alain Afflelou, presentado este miércoles en una rueda de prensa en Madrid.

El estudio demuestra que el muñeco de pruebas no sufre daños provocado por la montura de las gafas ni se produce la rotura de los cristales, así como tampoco se detectaron lesiones oculares ni daños alrededor de los ojos por la abrasión o la exposición a los gases que emite el airbag cuando se activa.

El director de Seguridad Vial del RACE, Tomás Santa Cecilia, afirmó que “en el caso de accidente y salte el airbag, los conductores pueden estar seguros y tranquilos porque en la mayoría de los casos las gafas no les va a producir lesiones oculares”, por lo cual recomendó llevar “gafas de calidad”.

Por su parte, el coordinador de Seguridad Vial del RACE, Antonio Lucas, indicó que, según la Dirección General de Tráfico (DGT), más de 8,5 millones de conductores en España tienen restricciones de visión, lo que supone un 32,36% del total del censo, a lo que hay que sumar los 15 millones que utilizan habitualmente gafas de sol y que pueden sufrir las mismas consecuencias ante la activación del airbag.

Lucas señaló que más del 80% de los vehículos que circulan por el mundo lleva airbag, que podría reducir hasta en un 20% la probabilidad de sufrir daños en el caso de accidente, si bien apuntó que “salva vidas, pero también es un elemento de riesgo de lesiones oculares”.

En la prueba de ‘crash test’ realizada por el RACE, Lucas indicó que el muñeco que simulaba ser un conductor “estaba muy próximo a tener daños irreversibles” por el impacto contra un muro a 56 kilómetros por hora, pero, sin embargo, “ni la montura ni los cristales de las gafas se rompieron”. (Seguir leyendo)

No hay comentarios: