Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



martes, 24 de marzo de 2015

Imputan al joven que se «picó» con el coche que ardió en Vila de Cruces (Pontevedra) y donde murieron dos personas

La velocidad inadecuada podría estar detrás del accidente que este fin de semana costó la vida a una pareja de veiteañeros que se trasladaron a la comarca del Deza para presenciar el Rali do Cocidocelebrado este sábado. Los primeros indicios apuntan a que el conductor del vehículo siniestrado circulaba en una suerte de competición ilegal, «picado» con el turismo que pilotaba otro joven coruñés de 25 años. Se cree que el siniestro se produjo cuando el turismo accidentado trató de adelantar al otro coche invadiendo el sentido contrario de la calzada e impactando de frente contra un tercer vehículo en el que viajaban un hombre de 32 años y un menor de edad que resultaron ilesos, aunque este último sufrió un cuadro de ansiedad.
Delito contra la seguridad vial

Tras el violento choque, el coche en el que viajaban los dos fallecidos empezó a arder casi de forma inmediata. Algunos conductores que pasaban por la zona trataron de socorrer a las víctimas que quedaron atrapadas en el interior del vehículo en llamas, perosolo pudieron rescatar a uno de los tres ocupantes, según las primeras versiones. En el acto murió una joven de 20 años. Su pareja fue trasladada al centro hospitalario, pero también falleció poco tiempo después. Sólo sobrevivió el tercer ocupante de este vehículo, un hombre de 32 años que continúa hospitalizado en la unidad de quemados del Complejo Hospitalario Universitario de La Coruña, en estado grave según el último parte.

Las condiciones que envolvieron el trágico suceso llevaron ayer a los agentes encargados del caso a imputar al conductor que presuntamente participaba del pique por un delito contra la seguridad vial, al pensarse que éste formó parte de una competición ilegal. El lugar en el se produjo el trágico siniestro, en el municipio pontevedrés de Vila de Cruces, presenta un trazado con curvas y casas en los bordes de la carretera. Los vecinos de la zona reconocen que, pese a la limitación de 50 kilómetros por hora que rige en este tramo, «nadie la respeta y mucha gente pasa a mucha velocidad». (Seguir leyendo)

www.abc.es

No hay comentarios: