Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



martes, 15 de septiembre de 2015

"Dar los resultados del examen de conducir in situ es un foco de conflicto"

Los examinadores cántabros de Tráfico secundan en pleno la huelga que arrancó ayer en toda España



Todos los examinadores de Tráfico de Cantabria secundaron ayer la primera jornada de huelga parcial convocada en todo el Estado para reclamar la mejora de sus salarios y condiciones laborales. Los cinco funcionarios del correspondiente turno abandonaron la actividad a mediodía, como estaba previsto en una convocatoria en la que se llama a los examinadores al paro solo durante las tres últimas horas de su jornada laboral.




Cantabria cuenta con diez profesionales dedicados a estas funciones, aunque uno de ellos se encuentra de baja prolongada precisamente después de sufrir una agresión mientras realizaba su trabajo. Entre libranzas, bajas y, sobre todo, vacaciones, ayer eran cinco los que debían acudir a su puesto de trabajo, y todos ellos lo hicieron a las siete y media de la mañana, pero a las 12.00 horas lo abandonaron para iniciar la huelga.


«Los alumnos lo han llevado muy bien porque ya estaban avisados. Al final hemos podido hacer ocho de las trece pruebas, lo que no está tan mal», reconocía ayer uno de los examinadores, Carlos Lombraña, mientras agradecía la comprensión encontrada entre los aspirantes.


«Todo ha transcurrido muy bien; algunos hasta se han echado a suerte quién se examina antes para que le diera tiempo antes de que empezara la huelga», añadía su compañera Ana Santos. Aún sin datos oficiales, el seguimiento ha sido «muy significativo» en toda España (los examinadores estiman que no baje en estas primeras jornadas del 80%), y por el momento no se ha alcanzado ningún tipo de acuerdo con Tráfico, de modo que se prevé que la huelga se prolongue durante los próximos días o semanas.


Entre las reivindicaciones figuran una mejora salarial, el compromiso de que no se privatizarán las pruebas, la reducción de la carga de trabajo en un examen diario y la eliminación de la norma por la que se deben comunicar la nota al alumno en el mismo vehículo según finalice la prueba. «Además de la reclamación monetaria, pedimos que no nos obliguen a dar los resultados del examen a los alumnos in situ, porque es un foco de conflicto. Escuchas malas palabras, portazos, reacciones de enfado y a veces tienes la sensación de que puedes estar corriendo un riesgo», explica Arturo Martín, que ejerce como portavoz del colectivo en Cantabria.


En su opinión, la actual plantilla es «suficiente durante buena parte del año, aunque siempre se quedan algunos trabajos sin hacer. Pero durante cuatro o cinco meses es claramente escasa». En cuanto a la reclamación económica, los examinadores reivindican que se revise «el complemento específico, que retribuye los trabajos que suponen alguna peligrosidad, necesitan una especial cualificación o están enfocados a un trato con el público».


Por el momento sus reclamaciones no han sido atendidas por la Dirección General de Tráfico, que rechazó todas las reivindicaciones planteadas en la mesa de negociación estatal, con lo que existe el riesgo de que el conflicto se enquiste y la huelga, que no tiene una fecha prevista de finalización, se prolongue en el tiempo. (Información)


www.eldiariomontanes.es

No hay comentarios: