Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



lunes, 28 de septiembre de 2015

Respuesta del Comité de Huelga al Secretario General de Tráfico

Como bien dice en su comunicado la DGT, se llamó con urgencia al comité de huelga formado por miembros de ASEXTRA, CGT, CSIF y USO, en representación de los funcionarios en huelga. Y efectivamente fue de urgencia puesto que se nos convocó a Madrid desde distintos puntos de España, apenas unas horas antes de la reunión, de prisa y corriendo, dando la impresión de que fue absolutamente improvisado y producto de un impulso.

Acudimos a esa reunión, después de una semana de huelga y con el respaldo mayoritario de los examinadores básicamente, que todos los días secundamos los paros de forma masiva en la mayoría de jefaturas de tráfico del país.  Un seguimiento que pocas veces se ha producido en la historia de Tráfico y que es consecuencia del monumental hartazgo que tienen los funcionarios de la DGT y particularmente los examinadores, debido a las condiciones laborales impuestas en los últimos años por parte de la Dirección General de Tráfico.

A los dos minutos de reunión, ya quedó claro que por parte de los dirigentes presentes (secretario general, subdirector de RRHH, subdirectora de Conocimiento Vial,  jefe provincial de Tráfico de Madrid -que la verdad, no sabemos en calidad de qué estaba allí-  y jefa de área de personal), no se iba a aportar ninguna propuesta de mejora ni cambio que aplacara la protesta que en gran número se están produciendo por parte de los examinadores en todos los centros de Tráfico.  También fue  muy evidente desde un principio, que el desconocimiento de nuestro trabajo, de nuestras condiciones es tal, que ni siquiera pueden entender por qué protestamos.

1.- Modificación de la RPT del organismo que se está estudiando por la CECIR. 
Llevamos meses esperando a que la CECIR se decida. Creemos que la Dirección General de Tráfico puede hacer algo más de lo que está haciendo, ya que no podemos estar esperando meses y meses a que se decida una subida que debería estar vigente desde hace años. De hecho, ya en el 2008 la CECIR se puso a pensar en la subida y aún hoy estamos esperando la respuesta.

No estamos dispuestos a aguardar años  otra vez por una modificación. La solicitamos ya, porque es de justicia y así está reconocido por todas las organizaciones sindicales, además de ASEXTRA, incluso por aquéllas que no apoyan los paros. Exigimos que se valore la alta responsabilidad de las tareas que realizamos, la peligrosidad y penosidad, y se nos  dé una retribución digna.
Todos los puestos específicos de tráfico merecen una valoración económica correspondiente a la cualificación y profesionalidad con que desarrollan su trabajo, y que contribuya a la Seguridad Vial que es  la razón estrella de la DGT.

Los funcionarios vemos que este organismo gasta ingentes cantidades de dinero en múltiples helicópteros de  última generación, radares de todo tipo de ultimísimo modelo, cientos y cientos de tablets y ¿no hay para mejoras más que necesarias para el colectivo examinador? De los equipos de protección individual, después de que una ley obligue a entregar una equipación básica que evite riesgos laborales, después de 6 años nada de nada, únicamente este año se nos ha repartido un tubo de crema solar a cada examinador  y repelente de mosquitos para Valencia.

2.- Falta de protección. Protocolo de agresiones.
En la reunión del martes pasado, al tratar este asunto, los miembros del comité de huelga allí presentes tuvieron que escuchar con absoluto estupor a los dirigentes de Tráfico decir que los puestos de oficina soportaban más peligrosidad que los examinadores.  Afirmar que los representantes de los huelguistas nos quedamos estupefactos, es quedarse cortos.  Sencillamente, no dábamos crédito.

Siguió diciendo el secretario general que la DGT tiene un gran protocolo de agresiones, "pionero en la AGE". Es posible, no lo ponemos en duda, pero lo que los funcionarios pedimos es no tener que usarlo, ya que sólo se pone en marcha cuando se produce la agresión. Nuestra intención es evitarlas, algo que parece no se quiere entender.

Afirman también que se pone a disposición de los funcionarios agredidos, los servicios jurídicos de la abogacía del Estado. Esta afirmación no es del todo verdad. Ojalá y sería lo correcto, pero solo se pone en casos muy excepcionales.

La mayoría de casos en los que se ha pedido un abogado del estado en caso de agresión a examinadores, se ha denegado con el argumento de que el fiscal ya defiende los intereses del estado y prueba de ello podemos mencionar dos casos recientes, la  agresión en Toledo a principios de agosto a un examinador o el último caso en Las Palmas de Gran Canaria la semana pasada donde el abogado del Estado no se ha personado a pesar de haberse requerido sus servicios.

 Han sido muchos los examinadores que han tenido que acudir solos al juzgado, sin el apoyo oficial y contando únicamente con el asesoramiento del servicio jurídico de ASEXTRA o de alguna central sindical. Situación más que lamentable y que causa gran indignación entre el colectivo, por la desprotección más que evidente.

Hemos solicitado en múltiples ocasiones que no se nos obligue a entregar el resultado in situ, por ser fuente de muchas agresiones. Creemos que se deben dar explicaciones sobre el desarrollo de la prueba, pero no es necesario ni pedagógico, decir "apto o no apto", que se puede enviar por correo electrónico o por cualquier otro método.

En la reunión, la subdirectora negó en varias ocasiones que en Francia no se diera el resultado in situ. ASEXTRA ha invitado en varias ocasiones a examinadores franceses y siempre han confirmado que en aquel país el resultado se envía por correo postal. Ante la afirmación tan rotunda de la señora Marta Carrera el martes pasado de que esto no es así, hemos vuelto a ponernos en contacto con los examinadores franceses y nos vuelven a confirmar que se envía por correo postal. Una vez más, desde la DGT no se dice la verdad con el fin evidente de confundir a la opinión pública.

La prueba teórica que se hace por ordenador y que la tecnología permite de forma sencilla dar el resultado en el momento, no se hace y se cuelga en la red al día siguiente, probablemente para preservar los ordenadores de la ira de algún ciudadano que podría no estar de acuerdo con el resultado señalado por la máquina. ¿Es que la DGT valora más un ordenador que la integridad física de un examinador? Da la impresión de que sí.

El responsable de tráfico afirma en el comunicado que ya se recoge la posibilidad de no entregar el resultado si vemos que el individuo puede tener una reacción violenta. ¿Y cómo podemos saber eso con antelación en todos los casos? Hay muchas reacciones violentas, completamente inesperadas, imposibles de prever y todas ellas provocadas al entregarse el resultado de no apto.

También se habló en la reunión por parte de la subdirectora de Conocimiento Vial de las "zonas seguras"  como en Móstoles, con guarda jurado, muchos compañeros, instalaciones, etc.  Tenemos que decirle que esto sólo se da en Madrid y en alguna otra provincial. La gran mayoría de provincias no tienen zonas seguras, trabajando los examinadores muchas veces en polígonos industriales, a las afueras de las ciudades, sin instalaciones ni guardas jurados y en muchos casos, sin compañeros alrededor, por ser provincias pequeñas.  Creer que lo que ocurre en Madrid es la realidad de todas las provincias, es demostrar un desconocimiento profundo de la situación del colectivo examinador o querer mirar hacia otro lado, como en tantas cosas hace esta Administración, despreciando la realidad periférica. La desprotección del funcionario examinador es sistemática.

Se indica con gran vehemencia por parte de los responsables, que se nos están impartiendo cursos de resolución de conflictos. Cursos que podemos afirmar no tiene ni el 10% de los examinadores y en muchos casos, el que lo ha realizado, por cierto online, la materia no tiene aplicación práctica en nuestras específicas funciones.

3. Falta de personal
Se nos asegura que no hacen falta examinadores, que la pirámide de población les indica que cada vez hay menos solicitantes del permiso de conducir y que el número de examinadores es suficiente. Este análisis de los responsables,  se descalifica por sí solo.

4.- Carga de trabajo y estándares de calidad.
Se hacen números con calculadora, de minutos y segundos por prueba, demostrando una vez la ignorancia, cuando no, mala fe de quien debe organizar el servicio público de exámenes.  El secretario general en su comunicado tiene la osadía de multiplicar 25 minutos x 13 pruebas con lo que, según él, le salen 5 horas 25 minutos de trabajo real. 

El secretario general de la DGT sabe de sobra y si no lo sabe, debería leer las normas que ellos mismos redactan,  que según el Reglamento General de Conductores, el tiempo mínimo que debe durar la prueba para el permiso de clase B son 25 minutos, tiempo real mínimo de duración.  El protocolo de calidad de los exámenes, que ellos mismos han elaborado, fuera del tiempo que hay que dedicar a la prueba de circulación debe realizarse la recepción del aspirante que engloba: presentación por parte del examinador, identificación del aspirante, acomodación del aspirante, comprobación de la documentación del aspirante, firma de la ficha de examen por parte del aspirante, comprobación del dispositivo acústico y óptico. Una vez realizado todos estos trámites el examinador dará una breve explicación sobre la prueba que se va a llevar a cabo, los objetivos que se pretenden y las circunstancias del desarrollo de la misma, en sus dos fases de conducción autónoma y dirigida. Seguidamente tenemos que realizar al aspirante unas comprobaciones previas o verificaciones técnicas.

Sr. secretario a partir de ahora es cuando comenzaría la prueba de control de aptitudes y comportamientos en circulación en vías abiertas al tráfico general, esos 25 minutos mínimos y se lo recordamos mínimos de los que Ud. habla en su comunicado.
Una vez finalizada la prueba de circulación el examinador dará explicaciones de lo acontecido en la misma y comunicará el resultado. A esto Sr. Secretario habría que sumar en el tiempo total que se necesita para evaluar a un aspirante las maniobras especiales que hay que realizar tal y como establece el Reglamento General de Conductores y que dicho sea de paso ustedes lo han obviado en el protocolo de calidad de los exámenes.

Dejando aparte esta manipulación de las cifras que nos resulta bochornosa, como venimos diciendo desde el colectivo examinador, 13 pruebas son incompatibles con el protocolo de calidad y con cualquier estándar de calidad, por varias razones:

Al margen de lo ya descrito en párrafos anteriores hay distintas vicisitudes que nos podemos encontrar como un atasco, una equivocación del itinerario que puede suponer desvirtuar la prueba ya que no podemos alargar la misma con el fin de comprobar realmente las condiciones del alumno, puesto que no se nos deja tiempo para ello.

Durante la jornada de trabajo, debemos contar con tiempo para recoger nuestras fichas, supervisar que todo esté en orden, buscar los vehículos de autoescuela asignados, durante la jornada de trabajo pasar de un vehículo a otro, etc. además de ir al baño o  estirar las piernas tal y como recoge la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. La propia DGT recomienda a los conductores parar cada dos horas, pero  niega este consejo a sus propios funcionarios.

Luego están las equivalencias de los vehículos, que no permiten realizar el protocolo de calidad. Según está establecido por la Subdirección de Conocimiento Vial, dos vehículos pesados equivalen a la circulación de 3 turismos (90 minutos). Según el Reglamento, la prueba de un vehículo pesado en vías abiertas al tráfico debe tener una duración mínima de 45 minutos.  Al advertirles esto a los responsables, nos respondieron sin rubor, que siempre hay interrupciones por suspensos. ¿Qué insinúan? ¿Que para poder cumplir con el protocolo con el tiempo suficiente debemos suspender a un número determinado de personas? Que sepa el secretario, el subdirector y la subdirectora que el colectivo examinador se niega en rotundo. Así no queremos trabajar. Es muy triste, penoso y hasta se descalifican por si solos que la DGT te asignen un trabajo presuponiendo que va a haber alumnos que van a suspender.

Se nos dice además, que la mayoría de jefaturas ya hacen grupos de 12 pruebas y no de 13, incluso que la media en España son de 10 pruebas, entonces, si ya lo hacen la mayoría de las provincias, según sus datos, ¿por qué no se implanta de forma general?

Se nos indica además que apuestan por el Servicio Público.  Cuesta creerlo dado el poco interés por el Servicio de Exámenes. Además, se han privatizado  en la DGT,  casi todos los procesos que realizaban los funcionarios en exclusiva como renovaciones de permisos de conducir, transferencias, matriculaciones, etc. También se han privatizado los cursos para profesores de autoescuela. ¿Por qué vamos a suponer que no van a ceder a las presiones de privatización que les llegan desde la patronal de autoescuelas?

Por lo tanto, el Comité de Huelga no va a  desconvocar los paros, porque no hay ni un motivo que nos haga desistir de esta protesta.

Exigimos al secretario general que deje de perder el tiempo en realizar comunicados con datos  manipulados y se ponga a trabajar con urgencia en buscar una solución. El 70% de los examinadores están en la calle protestando, más de 20.000 pruebas suspendidas, numerosos alumnos perjudicados y autoescuelas al límite de sus fuerzas. Si no es capaz de resolver el problema, lo mejor para todos es que se marche a casa y ocupe su lugar alguien que conozca nuestro trabajo y pueda aportar alguna medida que resuelva la situación. Y lo mismo decimos de la Subdirectora de Conocimiento Vial cuya desastrosa gestión nos ha llevado hasta aquí.


Por último,  queremos pedir perdón a los ciudadanos, a las empresas de autoescuela y profesores por los graves perjuicios que estos paros están causando, pero la prepotencia y testarudez de los dirigentes de tráfico, no nos han dejado otro camino.


No hay comentarios: