Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



jueves, 10 de septiembre de 2015

El vídeo que todo conductor debería ver

Una original campaña para concienciar sobre el peligro de usar el móvil al volante






Muy pocos conductores, por no decir ninguno, pueden presumir de no haber atendido una llamada o leído un WhatsApp mientras manejaban su automóvil. Con la manida excusa de que "por una vez no pasa nada" no sólo se infringe la ley y se corren riesgos innecesarios, sino que además se pone en peligro la vida de otras personas. ¿Cómo acabar con esta práctica, responsable de más de un millón de muertes en la carretera cada año en todo el mundo? La asociación belga 'Responsible Young Drivers' ideó la iniciativa que puedes conocer con este vídeo de YouTube

La estadística apunta que la mayoría de las personas que cometen la imprudencia de usar su teléfono móvil mientras conducen son jóvenes menores de 25 años. Por eso los impulsores de esta campaña, que hemos conocido a través del blog Cool Smartphone, decidieron concentrar sus esfuerzos en este segmento de población. Sin duda alguna, no existe un momento mejor para influir en su conducta que antes de que adquieran vicios y malas costumbres... esto es, antes de que obtengan su permiso de conducir.

Compinchados con una autoescuela, instalan una cámara oculta en el coche en el que varios alumnos se disponen a realizar prácticas de conducción. En cuanto suben al vehículo, el profesor les comunica que ha entrado en vigor una nueva ley: para conseguir su carnet, los nuevos conductores debendemostrar que son capaces de utilizar su teléfono móvil mientras están al volante. Así que precisamente eso será lo que intentarán ensayar.

El resultado es más que previsible. Dividir nuestra atención entre el móvil y la carretera multiplica de manera exponencial las posibilidades de sufrir un accidente y eso es justo lo que ocurre. Los frenazos y pequeños choques no pasan a mayores porque el profesor, un especialista, se preocupa de que no haya consecuencias graves. No pasan muchos minutos hasta que son los propios jóvenes los que llegan a la conclusión de que están corriendo peligro de forma estúpida.

Seguro que a las víctimas de esta cámara oculta les ha quedado claro por qué deben concentrarse única y exclusivamente en conducir cuando se coloquen en el asiento del conductor. La ciencia ha demostrado que es biológicamente imposible atender al teléfono y a la carretera a la vez. Si todos nos comprometemos a desterrar esta clase de comportamiento, serán cada vez menos las vidas que encuentren un triste final en el asfalto. (Información)

www.abc.es

No hay comentarios: