Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



martes, 15 de septiembre de 2015

Intentos de agresión en Las Palmas y Sevilla al comunicar el resultado

Como venimos denunciando desde la Asociación de Examinadores de Tráfico (ASEXTRA) y además, es uno de los motivos principales por los que se está realizando los paros por parte de todo el colectivo examinador, en el día de hoy se han producido dos intentos de agresiones al comunicar el resultado  de "no apto" a sendos alumnos de Las Palmas y Sevilla.

En el caso de Las Palmas, en un momento de la prueba el profesor tuvo que intervenir para evitar un accidente. Como indica el protocolo de calidad de los exámenes, la intervención supone la interrupción de la prueba y la examinadora así lo ha hizo. 

La funcionaria indicó al alumno, un hombre de 52 años, que hiciera una parada y nada más realizarla, sin esperar explicaciones de la examinadora, salió del vehículo y dirigiéndose a ella entre grandes insultos y aspavientos, la amenazó de muerte y con la evidente intención de agredirla. En ese momento, el profesor de autoescuela presente durante la prueba, se interpuso en medio y propició que la examinadora pudiera escapar.

Otro profesor que estaba por la zona también protegió a la funcionaria facilitando que se metiera en su vehículo, a la espera de que se pudiera reducir al energúmeno. 

La Jefatura de Tráfico de Las Palmas  ha activado el protocolo de agresiones y ya se ha interpuesto la correspondiente denuncia en comisaría.

Intento de agresión también en Sevilla

En este caso, también fue al comunicar el resultado de "no apto" a un alumno, consecuencia de inexistente separación lateral con los peatones que cruzaban en un paso habilitado para ello y  peligro por riesgo de atropello.

Cuando el examinador le comunicó el resultado después de darle las pertinentes explicaciones, el alumno, de raza negra, empezó a gritar e insultar al examinador llamándole racista y que lo iba a denunciar. Al ver que el examinador no decía nada, siguió subiendo el tono de sus improperios, y ante tal violencia verbal, el profesor evitó con su intervención una más que posible agresión, al poderlo reducir.

Pedimos, una vez más a los responsables de la Dirección General de Tráfico que no obliguen a los funcionarios a comunicar el resultado in situ, por suponer riesgo vital para los examinadores. 

Estamos de acuerdo en dar la explicaciones pero el resultado se puede facilitar en otro momento y por otros medios que no sea poniendo en serio peligro al funcionario que únicamente está cumpliendo con su deber.

ASEXTRA

No hay comentarios: