Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



jueves, 31 de octubre de 2013

La Policía de Pekín critica la forma de conducir de las mujeres: "Algunas carecen de sentido de la orientación"

Evitar los tacones altos, mejorar el sentido de orientación para no confundirse de ruta y controlar el pánico en caso de un error en carretera son algunas recomendaciones que ha publicado la Policía de Pekín para las mujeres al volante.
Bajo la advertencia 'Mujeres conductoras, por favor tengan cuidado para evitar errores', el departamento policial de la capital de la potencia asiática ha publicado en su cuenta de Weibo, el Twitter chino, un listado con lo que declara que son seis consejos para las conductoras.
Aunque se presentan como tal, parecen ser más bien una exposición de cómo la Policía pequinesa cree que conducen las mujeres. "Algunas mujeres carecen de sentido de la orientación. A menudo, no pueden decidir qué camino tomar cuando conducen", dice el texto.

El peligro de los tacones

Lo que ocurre entonces, según la publicación, es que "cuando se han dado cuenta de que han cometido el error, es muy tarde, y causan accidentes al quedarse paralizadas presas del pánico". La incapacidad para "situarse" ("por sí mismas, algunas mujeres no pueden ni siquiera dar con un sitio en el que han estado múltiples veces", añade) se suma a la afición a los tacones, un accesorio peligroso para la seguridad vial según el criterio del departamento policial.
O al menos así fue en el caso de una señora al que su fino tacón le jugó una mala pasada cuando se quedó atrancado en el pedal de freno, de modo que su vehículo circuló sin control hasta toparse con un camión que le cruzó el paso, describe la Policía en su cuenta.
Por si el riesgo de calzar tacones al volante fuera poco, las pesquisas policiales acerca de la conducción femenina concluyen que las mujeres tienden a "entrar en pánico después de un accidente". "Normalmente, ellas se quedan en blanco y dan así oportunidades a los criminales", afirma.
Para ilustrarlo, recurre a un caso reciente en el que una mujer se olvidó de cerrar la puerta del coche al salir para ayudar a un peatón al que había atropellado accidentalmente, de modo que al regresar se dio cuenta de que le habían robado la cartera del asiento del copiloto. (Seguir leyendo)
www.eleconomista.es

No hay comentarios: