Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



domingo, 9 de noviembre de 2014

Aumentan a 14 los muertos al salirse un autobús de la carretera en Cieza, Murcia

- Transportaba desde Madrid a una excursión organizada por una parroquia de Bullas

- El autobús era uno de los dos que regresaba de visitar el convento de la Madre Maravillas

- No puedo frenar, no puedo frenar', gritó el conductor antes del accidente

- El conductor del autocar ha dado negativo en los test de alcohol y drogas

Catorce personas han perdido la vida y otras 41 han resultado heridas en un accidente registrado anoche en la localidad murciana de Cieza al volcar sobre un terraplén el autobús en el que regresaban de un acto religioso en Madrid.

Tanto las víctimas mortales como los heridos son vecinos del pequeño municipio vitivinícola de Bullas (en la comarca murciana del Noroeste), a donde se dirigían tras asistir en Madrid a un acto religioso de devoción a la Madre Maravillas

El accidente, según fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias de Murcia, se produjo a las 23.20 horas en la carretera de Madrid, a la altura de la Venta del Olivo, cuando el vehículo, en el que viajaban 55 personas se cayó por un terraplén de quince metros por causas que se desconocen.

Según informa el periódico La Verdad de Murcia, "no puedo frenar, no puedo frenar" fue el grito desesperado que el conductor compartió con los pasajeros antes de que se produjera el fatal desenlace.

Un vecino de Bullas asegura que así se lo transmitió su hija -que viajaba en el vehículo junto a su madre- con la que pudo hablar antes de que fuera traslada al hospital.

"Me dijo que unos segundos antes del accidente, el conductor se puso a gritarle a su compañero que no le respondían los frenos", ha explicado el vecino. La Guardia Civil investiga esa hipótesis para esclarecer el suceso, aunque no descarta otras causas. (Seguir leyendo)

www.elmundo.es

No hay comentarios: