Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



lunes, 24 de noviembre de 2014

Queremos cursos de repaso para conductores nóveles, pero no pagarlos

El último estudio de Goodyear sobre tendencias de conductores en países como España muestra que la mayoría de padres (64%) aprueba implementar cursos de reciclaje y repaso para sus jóvenes hijos conductores. Y no extraña: a nadie le place pensar en la «jungla» a la que se ven abocados nuestros hijos con el carné en el bolsillo inmersos en un tráfico muchas veces denso y hasta diabólico por agresivo, aderezado por carreteras de trazado complejo y meteorología adversa. Cóctel mortal…

Además, hay todo un abanico de variables que influyen en la conducción: miedos y temores de los propios conductores, falta de habilidad, pérdida de aptitud por falta de práctica y paso de los años…

Dicho esto, el reverso de la moneda es que los cursos de repaso sean de pago, lógico al ser impartidos por autoescuelas y centros especializados. Pero esto despierta una rotunda oposición: el 74% de los encuestados no pagaría por ellos. Si aparejasen incentivos económicos, como reducciones en las primas del seguro, el apoyo crecería, según datos de Goodyear.

¿En qué quedamos? ¿Queremos cursos para nuestros hijos pero que nos los pague ‘papá Estado’, para variar? Desde estas líneas no he dejado de insistir en la necesidad de no sobrestimar nuestra habilidad a los mandos del automóvil, una máquina compleja que va «más rápido» de lo que apreciamos. Y que, justo por ello, invertir (digo bien, invertir) cada cierto tiempo en cursos de conducción tendría que ser casi casi obligatorio.

Estas clases de reciclaje vienen a costar unos 300 euros de promedio. Ok, ¿cuánto vale el teléfono móvil que lleva la mayoría en el bolsillo? Pero, sobre todo, ¿qué precio tiene nuestra seguridad? ¿Y la de los nuestros, la de nuestros hijos…?

Según el citado estudio de Goodyear, si bien los padres perciben que son un modelo para sus vástagos, el 26% admite tener malos hábitos al volante. Je… Y miren qué sinceridad: el 32% confiesa haber adquirido malas costumbres a lo largo de los años. Pero hay más: solo el 60% afirma sentirse capaz de aprobar el examen de conducir a día de hoy por desconocimiento de nuevas normas (58%) y tests más estrictos (39%). ¿Hace falta o no ese reciclaje, aunque obligue a rascarse el bolsillo? (Información completa)

www.abc.es

No hay comentarios: