Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



domingo, 9 de noviembre de 2014

Preocuparse sólo de conducir

A cambio de una cuota mensual desgravable, el alquiler a largo plazo ofrece notables ventajas económicas y sociales en la gestión de flotas de vehículos


ehículos que se cambian cada pocos años y por tanto, más seguros y eficientes que la media. Que son facilitados y gestionados por empresas especializadas las cuales, gracias a sus volúmenes de compra, pueden conseguir mejores precios. Y a cambio, sólo hay que abonar una cuota mensual fija que ya incluye todos los gastos asociados al vehículo, desde los impuestos al mantenimiento. Una cuota que, además, es desgravable en su totalidad, incluso parte del IVA.

Grosso modo, estas son las características que definen al renting, o alquiler a largo plazo, una fórmula financiera que permite a empresas, autónomos -y también particulares- acceder a bienes como el automóvil sin tenerse que preocupar de encontrar la financiación necesaria.

Esta última es una virtud que se ha visto potenciada por la crisis y ha ayudado a que, de forma lenta pero constante, el renting no deje de ganar posiciones y suponga ya el 32,2% de las adquisiciones de coches por empresas en España, dos puntos más de su peso relativo hace un año. O que represente casi el 15% (casi 120.000 coches en 2013) del total de matriculaciones del mercado español, su mejor registro desde 1985, cuando esta actividad se estrenase en nuestro país.

Aunque también es cierto que su predicamento es muy distinto según el tamaño de la empresa que recurre a esos servicios: mientras que seis de cada 10 grandes compañías mantienen sus flotas de vehículos alquiladas a través del renting, en el caso de las pymes este porcentaje se sitúa en sólo el 17%.

Lo anterior tiene que ver, sobre todo, con el desconocimiento de las ventajas del renting que, según algunos estudios, puede ahorrar hasta 4.300 euros por coche en un periodo de cinco años. Por no citar un aspecto que cada vez cobra más importancia, como es el de la seguridad vial ya que la siniestralidad vinculada a estos automóviles -renovados antes de los cuatro años como media- es, teniendo en cuenta el mayor kilometraje que recorren, la séptima parte que la de un coche convencional. (Información completa)

www.elmundo.es

No hay comentarios: