Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



lunes, 27 de abril de 2015

Ir al trabajo en coche, el peligro acecha

Así de claro: los accidentes de tráfico más graves acontecen camino del trabajo o por motivos laborables. Para hacérselo ver. Prisas, cansancio, preocupaciones varias, tráfico en dosis masivas… Las estadísticas reflejan un perfil donde un varón de 46 años se ve implicado entre las 8 y las 20 horas de lunes a viernes, siempre conduciendo por motivos de trabajo.

Afortunadamente, hay quien lleva tiempo tomando nota, porque a fin de cuentas unempleado de baja es un quebranto a varios niveles. De ahí que cada vez más empresas incluyan la seguridad vial en sus programas de prevención de riesgos laborales, aunque siguen siendo legión las que no se ocupan del particular por desconocimiento, falta de información e incluso por no saber cómo empezar en esta materia.

María Seguí, directora de la DGT, insiste con frecuencia la importancia de que seguridad vial y seguridad laboral vayan de la mano para evitar este lío, pues los siniestros in itinere no dejan de ser una responsabilidad compartida de empresas y trabajadores.

Y como al final, no nos engañemos, estas cosas no sólo van de vidas humanas, sino también de números, ahí va uno que canta: los siniestros de tráfico ocurridos en 2013 supusieron el uno por ciento del producto interior bruto en tratamiento de lesiones.

Como medidas, Seguí insta a las empresas a que desarrollen planes estratégicos de movilidad y seguridad vial, y recuerda que para ello cuentan con el apoyo de las Jefaturas Provinciales, que también tienen la misión de promocionar la seguridad vial en las empresas del territorio ámbito de su competencia.

En 2013 el 11 por ciento de los accidentes laborales mortales fueron de tráfico. Ese año se produjeron 558 accidentes laborales mortales, de los que 181 fueron de tráfico, con 81 muertos en accidentes en jornada laboral y 101 en accidentes in itinere. ¿Para cuándo los cursos de conducción y reciclaje más o menos institucionalizados, o si se prefiere con una periodicidad razonable, de los que un buen día hablaba desde estas líneas? Dinero bien invertido, que no gasto, no lo duden, garantía casi absoluta. Quitan mucha tontería y bajan humos a más de uno, despejan dudas (hasta las que desconocíamos tener), mejoran aptitud y habilidades, e incluso alertan los sentidos, al menos durante una buena temporada. (Información completa)
Eduardo Cano
www.abc.es

No hay comentarios: